miércoles, 1 octubre 2014

Está pasando

Recibieron un importe anual de 500.000 euros

Díaz Ferrán y Pascual se fijaron un salario y su finiquito en Marsans dos meses antes de la quiebra

  • Gerardo Díaz Ferrán y Gonzalo Pascual se dieron de alta como trabajadores de Viajes Marsans dos meses antes de la entrada en concurso de la compañía, en junio de 2010. Recibieron 500.000 euros brutos "cuando ya se sobreseían pagos en general, y la plantilla experimentaba retraso en el cobro de sus nóminas".

A Ortín Madrid / K. Artea

07-03-2012 07:00

Temas relacionados:

El antiguo propietario de Viajes Marsans Gerardo Díaz-Ferrán a su salida de la Audiencia Nacional, en Madrid

PABLO MONGE

El 1 de abril de 2010, dos meses antes de que se declarara en concurso el grupo Marsans, sus expropietarios, Gerardo Díaz Ferrán y Gonzalo Pascual, "decidieron darse de alta como trabajadores de Viajes Marsans", según recoge el informe de calificación de la compañía elaborado por la administración concursal, al que ha tenido acceso este diario.

Los empresarios se asignaron un salario neto mensual de 20.555,21 euros que cobraron durante los meses de abril y mayo de forma completa y rescindieron su contrato con fecha 16 de junio de 2010 -seis días después de que se anunciara la venta del grupo a la sociedad Posibilitumm- cobrando un finiquito de 18.168,19 euros cada uno de ellos.

"Sin embargo", continúa el informe de calificación de Marsans, los importes correspondientes a los salarios y al finiquito de los meses en los que ambos estuvieron dados de alta como empleados de Viajes Marsans "no fueron percibidos a través del pago de la nómina, sino que percibieron el importe íntegro anual de sus nóminas por adelantado, por un importe bruto anual en torno a los 500.000 euros". Los administradores añaden que la retribución "gloriosa" que recibieron Díaz Ferrán y Pascual (370.000 euros netos) se hizo "por supuesto sin ingresar cotizaciones ni retenciones de IRPF" y que la percibieron cuando ya se sobreseían pagos en general, y la plantilla experimentaba retraso en el cobro de sus nóminas.

El 24 de junio de 2010, un día antes de la declaración de concurso de Marsans, se realizó una transferencia de 28.000 euros como finiquito a José María Pascual Arias, hermano de Gonzalo Pascual Arias, "pese a que el resto de empleados no percibieron el salario correspondiente al mes de junio y ningún empleado que dejara la compañía entre los meses de abril y junio percibió cantidad alguna en concepto de finiquito", destaca en su informe de calificación la administración concursal nombrada por la juez.

Paradigma de concurso culpable

Viajes Marsans estaba en causa de disolución desde "el 31 de diciembre de 2008, fecha en la que la mercantil Teinver matriz de Viajes Marsans tenía que haber formulado las cuentas que merecieron la opinión denegada de sus auditores", subraya el informe de calificación. Los administradores indican que la compañía presentó una cuenta del ejercicio 2008-2009 con unas pérdidas de 33,4 millones, cuando, aseguran, tenían que haber reflejado unos resultados negativos de 224,7 millones.

Las cuentas de Marsans no registraron tales pérdidas porque no provisionaron los saldos deudores de Teinver y Air Comet, explican los administradores. Del mismo modo, los fondos propios de la compañía aprobados que aparecen en sus estados financieros son de 69,5 millones, cuando estos tendrían que haber sido negativos en 121,7 millones "lo que, claramente, sitúa a la compañía en causa de disolución".

Por esta y otras razones, los administradores solicitan a la juez del concurso de Marsans que este sea declarado culpable y que Gerardo Díaz Ferrán y Gonzalo Pascual sean inhabilitados para administrar empresas durante 15 años, además de asumir gran parte del déficit del grupo con su patrimonio. "El concurso de Marsans es paradigma de la generación y agravación continuada dolosa o gravemente culpable de una insolvencia", concluye el informe de calificación.

El expresidente de CEOE, hoy ante el juez

Gerardo Díaz Ferrán declara hoy como imputado ante el juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz por un presunto delito continuado de apropiación indebida por valor de 4,4 millones de euros procedentes del grupo Marsans, según el auto dictado por el magistrado. Según la querella del fiscal Daniel Campos, de la que han informado Efe y EP, el expresidente de CEOE y su socio Gonzalo Pascual "se apropiaron indebidamente de las cantidades entregadas por los clientes para la adquisición de billetes".

Pascual declaró ayer en la Audiencia Nacional. Según fuentes jurídicas, el expropietario de Marsans negó las acusaciones y afirmó que la compañía se encontraba bien hasta principios de 2010. El empresario responsabilizó a la banca de haber cerrado la financiación a la compañía, lo que provocó su entrada en concurso en junio de ese año. Fuentes jurídicas indicaron que la cifra de 4,4 millones podría aumentar gracias a nuevas investigaciones.

LOS ESPECIALISTAS

El QE “a la europea” de Draghi

El color de los mercados

Renta 4

Cuatro pilares del nuevo curso académico

Escuelas de negocio

Juan Luis Manfredi

Ver

Asociados
© ESTRUCTURA GRUPO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS S.A.- Miguel Yuste, 42 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 538 61 00