martes, 21 octubre 2014

Está pasando

Adquiere 24.721 millones y eleva la cartera a vencimiento a 119.000

La banca española realiza compras récord de deuda pública en enero

  • La inyección masiva de liquidez del BCE ha disparado a niveles récord las compras de deuda pública por parte de las entidades españolas. En enero aumentaron en 24.721 millones su cartera de deuda española hasta situarla en 119.000 millones.

Cristina de la Sota

28-02-2012 07:00

Temas relacionados:

El BCE ha conseguido estabilizar el mercado de deuda gracias a la introducción de las subastas de liquidez a tres años. Un logro que se debe en gran medida a las compras récord de bonos soberanos por parte de las entidades financieras.

La lluvia de dinero obtenida por los bancos en la subasta a tres años del pasado 21 de diciembre ha marcado así un antes y un después en el mercado. Los bancos europeos acudieron en masa y la abundancia de liquidez -523 entidades pidieron 489.200 millones de euros- ha tenido un claro efecto estabilizador. Tanto es así que ayer mismo la autoridad monetaria reconoció que lleva ya dos semanas consecutivas sin destinar ni un euro a adquirir deuda pública. Las primas de riesgo de países en el punto de mira como España o Italia se han alejado de niveles críticos, gracias fundamentalmente a las compras de deuda pública por parte del sector financiero.

Los datos dejan patente ese mayor apetito por la deuda pública. En España las entidades de crédito destinaron 24.721 millones de euros a las compras de deuda española en enero, una cifra récord que incrementó su cartera de deuda pública registrada hasta los 119.099 millones de euros, según datos publicados por el Tesoro en su página web. El salto es incluso superior al registrado el pasado diciembre cuando las entidades realizaron compras por 24.069 millones de euros. Así, en dos meses los bancos españoles han adquirido casi 50.000 millones de euros en bonos, lo que ha incrementado su cartera de deuda pública en un 88,8% desde diciembre de 2010, cuando apenas tenían 63.053 millones.

Los bancos obtuvieron préstamos del BCE al 1% y se han visto seducidos a comprar bonos a rentabilidades superiores, una operativa conocida como carry trade en inglés, que supone un gran impulso la cuenta de resultados al tiempo que ha servido para facilitar las subastas recientes del Tesoro y acelerar la caída de la prima de riesgo, actualmente en el entorno de los 318 puntos básicos, lejos de los 470 que llegó a alcanzar el pasado mes de noviembre.

La subasta a tres años del BCE y la proximidad de otra inyección masiva el próximo miércoles han logrado así eliminar uno de los principales riesgos del mercado al facilitar la financiación de los estados.

Los datos registrados en el BCE apuntan en la misma dirección y revelan que la cartera de deuda pública de la zona euro en manos de entidades españolas ha alcanzado los 229.600 millones en enero, un nivel nunca visto que se produce después de que realizaran adquisiciones récord por 24.400 millones en enero.

La cifra, ligeramente inferior a la publicada por el Tesoro (24.721), revela que las entidades españolas han centrado en enero sus compras en deuda española y las ventas en bonos de otros países europeos. De hecho, el pasado diciembre adquirieron 27.300 millones en deuda europea, según datos del BCE, un dato que engloba los 24.069 que compraron de deuda española, según el Tesoro.

Los datos publicados por el BCE reflejan que en Italia las entidades del país también incrementaron las compras de deuda pública de la zona euro a niveles récord. En concreto, incrementaron su cartera en 28.400 millones en enero hasta los 280.000 millones. Un aumento muy superior al registrado entre noviembre y diciembre de 2011, cuando tan solo compraron 4.200 millones.

Los datos del BCE no incluyen un desglose por país pero todo indica que las entidades italianas son también responsables de la caída de la prima de riesgo del país al entorno de 359 puntos básicos desde los 528 de diciembre.

El Tesoro se pone a prueba el jueves

El Tesoro español se vuelve a poner a prueba el próximo jueves con una emisión de deuda con la que prevé captar entre 3.500 y 4.500 millones de euros. En concreto subastará bonos con vencimientos en 2015, 2014 y 2016 con cupones del 4%, 3,4% y 4,25% respectivamente.

En lo que va de año el Estado se ha financiado con facilidad gracias al apetito de la banca por la deuda española. De hecho, aprovechando la receptividad del mercado, el Tesoro ha conseguido acelerar las emisiones y en lo que va de año ya ha emitido el 34,2% de los 86.000 millones que prevé captar en deuda a medio y largo plazo en todo el ejercicio.

La gran duda a partir de ahora está en ver si persiste el interés por la deuda española una vez pase la segunda subasta a tres años del BCE el miércoles, -en teoría la última que prevé realizar la autoridad monetaria-, y el exceso de liquidez en el sistema se vaya drenando poco a poco.

Una buena noticia la dio el resultado de la subasta de letras la semana pasada donde se vio una fuerte demanda pese a la caída de las rentabilidades. En el mercado, además, tampoco se descartan más subastas si regresan las tensiones.

LOS ESPECIALISTAS

Síntomas y tratamiento para curar una analítica web enferma

Tu ADN Digital

Luis Ferrándiz, Eduardo Vázquez y Nacho Prada

ME VISITAN VIEJOS FANTASMAS

Una visión desde los mercados

José Luis Martínez Campuzano

A dónde va la CEOE, con Rosell o sin Rosell

Por la calle de Alcalá

Jose Antonio Vega

Ver

Asociados
© ESTRUCTURA GRUPO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS S.A.- Miguel Yuste, 42 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 538 61 00