domingo, 20 abril 2014

Está pasando

El interés para la compra de un piso puede superar el 5,5% este año

La banca quiere dinamitar el euríbor para recomponer sus márgenes

  • La banca necesita mejorar sus cada vez más debilitados márgenes de negocio. Y una de las principales vías con las que cuenta es con una subida de los precios de las hipotecas. Pretende eliminar en breve el euríbor como referente y establecer otro menos influenciado por el mercado mayorista. Además, los diferenciales pueden subir al 4% este año.
Temas relacionados:

Fachada de la sede del Banco de España en Madrid.

Sí. La reforma financiera logrará que el precio de las viviendas descienda y se sitúe acorde a la realidad económica española. Esta es una opinión generalizada del sector financiero. Todos los responsables de la banca que han ido presentando los resultados anuales de sus entidades han coincidido. Las mayores exigencias de dotaciones ya están provocando descuentos en el precio de las viviendas en torno a un 27% de media, aseguran.

Pero todo tiene su cara y su cruz. Bajan los precios de los pisos, pero se encarece su financiación. Y eso que el principal referente hipotecario, el euríbor, ha iniciado una senda descendente. El indicador más utilizado para el cálculo de las hipotecas en España ha comenzado a caer para situarse ya en el 1,704% de media en febrero, ligeramente por debajo del 1,714% de hace un año. Además, las inyecciones a tres años que puso en marcha el BCE en diciembre han tenido un efecto positivo. La banca ya no tiene que estar pendiente de que se abra una ventana para emitir y obtener liquidez, la manguera del BCE permanece abierta y a un bajo coste, el 1%.

Pero lo que puede considerarse una excelente situación para la compra de una vivienda, puede tornarse negativo. La banca no solo ha restringido el crédito para concederlo casi en exclusiva a los clientes más solventes, sino que, además, lo está encareciendo. Necesita recomponer sus márgenes, cada vez más debilitados a consecuencia de un negocio que no hace más que languidecer al ritmo de la económica española.

La banca no solo ha iniciado una ascendente subida de los diferenciales del euríbor, que ahora se sitúan de media en el 2%, sino que pretende eliminar el euríbor, índice al que están referenciadas alrededor del 90% de las hipotecas españolas. El debate sobre su posible supresión para las nuevas hipotecas no es nueva. El pasado año, entidades financieras y Banco de España comenzaron a trabajar en la búsqueda de un nuevo índice. Pero es ahora cuando el equipo encargado de buscar un referente mejor para el crédito hipotecario parece contar con un cierto consenso y puede que en breve lo pongan en marcha.

La banca considera que el euríbor está demasiado expuesto a los vaivenes del mercado interbancario y, por lo tanto, con unas oscilaciones a medio plazo que pueden alterar más de lo deseado el precio de una hipoteca que cuenta con una vida superior a los 20 años para su amortización. El Banco de España habla del IRS (interest rate swaps), un índice que parece reflejar mejor el coste del dinero a medio plazo (cinco años), sin prima de riesgo.

Pero hasta que se fije un nuevo índice, la banca ha dado otra vuelta de tuerca al precio de las hipotecas que no parará, según las fuentes consultadas, hasta que la situación del mercado y de la economía recupere la confianza. Así, a finales de este año el crédito hipotecario podría superar un interés del 5,5%, al aplicarse tipos de euríbor más un diferencial del 3% e incluso del 4%.

Mientras, el índice de las cajas, CECA, ya no tiene sentido. Y ha comenzado a recuperarse el IRPH (índice de referencia de préstamos hipotecarios), más caro que el euríbor, pero más estable.

El porqué de un diferencial del 1,2% a otro del 3%

La banca ha iniciado una senda alcista en el precio de sus créditos hipotecarios. Pero las diferencias entre la contratación de una hipoteca media para la compra de una vivienda en poder de un banco o para la adquisición de un piso de un tercero puede oscilar en más de 137 euros al mes. Puede suponer pasar de un tipo de interés de euríbor más un diferencial del 1,2% con todos los gastos a uno de euríbor más el 3%, según datos obtenidos en las propias entidades financieras.

Como ejemplos. Una hipoteca media de 150.000 euros a 20 años correspondiente a una casa del stock de inmuebles en poder de la banca puede llegar al mes a 829 euros al aplicarle un tipo de interés del 3,037%. A 25 años se sitúa en 720,89 euros. Esa misma hipoteca suscrita para una casa similar pero adquirida a un tercero puede subir a 927,17 euros mensuales a un plazo de 20 años y a 825,72 euros en el caso de que el plazo se amplíe a 25 años. El interés crece al 4,337%. Pero puede llegar al 4,837% (euríbor más 3%), con una cuota mensual de 966,59 euros, o de 1.048,12 euros si el diferencial que se aplica es del 4% a 20 años.

"Este último diferencial es bastante elevado en la actualidad, pero la tendencia va encaminada a aplicar intereses similares y llegar a superar el 5% en la compra de una vivienda. En este caso, el tipo aplicado es del 5,8%", señala el directivo de un banco, que recuerda que hace menos de cinco años las hipotecas se vendían a euríbor más 0,5% o menos, "algo impensable en estos momentos". Otro ejecutivo de otra entidad añade que la ecuación que van a aplicar ahora los bancos "es la siguiente: bajarán los precios de las casas, pero subirá la financiación. Solo los muy buenos clientes disfrutarán de hipotecas más baratas".

Otras claves

Más comisiones y menos rentabilidad

l Depósitos: la banca considera que la guerra de los depósitos, salvo algún coletazo, ha desaparecido. Eso sí, las cuentas a la vista sin casi remuneración crecerán.

l Comisiones: subir las comisiones es otra de las vías que tiene la banca para mejorar sus ingresos. Las entidades incrementarán sus tasas, pero sobre todo, intentarán vender productos que generen comisiones, como son seguros o fondos.

LOS ESPECIALISTAS

Legislatura desaprovechada

La UE, del revés

Bernardo de Miguel

Ver

Asociados
© ESTRUCTURA GRUPO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS S.A.- Miguel Yuste, 42 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 538 61 00