jueves, 18 septiembre 2014

Está pasando

Decenas de miles de personas muestran su oposición

CC OO y UGT instan al Gobierno a suavizar la reforma laboral

Temas relacionados:

Cabecera de lamanifestación contra la reforma laboral a su paso por el Ayuntamiento deMadrid en Cibeles.

Los dos sindicatos mayoritarios, CC OO y UGT, lograron ayer sacar a la calles de toda España a decenas de miles de personas en las 57 manifestaciones que estaban convocadas contra la reforma laboral del PP, que para el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, es "justa, buena y necesaria". Bajo el lema No a la reforma laboral por ser injusta con los trabajadores, ineficaz para la economía e inútil para el empleo, las manifestaciones transcurrieron sin incidentes, salvo algún pequeño enfrentamiento que se produjo en algunas zonas con los representantes del 15M.

También, cuando en Madrid alguien arrojó pintura contra los organizadores sindicales, manchando ligeramente al secretario general de UGT, Cándido Méndez. Madrid fue la ciudad con más afluencia de manifestantes (más de medio millón, según los convocantes, 50.000 según fuentes policiales; seguida de Barcelona (400.000 según los sindicatos y 30.000 según el Departamento de Interior de la Generalitat).

En la manifestación de la capital, los sindicatos se llegaron a plantear adelantar la lectura del manifiesto ante la aglomeración en la calle Alcalá, que impedía acceder a la Puerta del Sol, aunque finalmente la cabecera logró llegar a su destino. Durante la marcha pudieron oírse gritos de "huelga general" y se exhibieron pancartas en las que leían proclamas como "tu botín es mi crisis", "si no hay pan para el obrero, no habrá paz para el empresario" o la que enarbolaban los representantes de la marea verde: "la educación no es gasto, es inversión".

Al término de la marcha, las representantes de las juventudes de CC OO y UGT, Cristina Bermejo y Silvia Sazatornil leyeron el manifiesto en el que insistieron que la reforma no creará empleo y que su objetivo es colocar el mercado de trabajo al servicio de los empresarios.

CC OO y UGT hicieron un llamamiento a los ciudadanos para tener una amplia "respuesta" a la reforma y advirtieron de que ahora se inicia un proceso "intenso y sostenido" de movilizaciones e información.

A este respecto, instaron a los ciudadanos a unirse a la movilización prevista el 29 de febrero convocada por la Confederación Europea de Sindicatos (CES). No obstante, los líderes de CC OO, Ignacio Fernández Toxo y de UGT, Cándido Méndez, destacaron que con esta movilización no pretenden buscar la confrontación, sino corregir la reforma laboral y ofrecer un cauce a los ciudadanos para que se manifiesten contra la política de recortes y despidos que está imponiendo el Gobierno.

En Sevilla participaron unas 50.000 personas de acuerdo con CC OO y UGT, (20.000 según la Policía Local); en Murcia, 25.000 y en León otras 20.000.

Por su parte, PSOE y IU respaldaron oficialmente las movilizaciones de ayer. En Madrid, la portavoz parlamentaria del PSOE, Soraya Rodríguez, que fue abucheada por un sector de los manifestantes, explicó que los socialistas van a estar en la calle, en el Congreso y en todos los ámbitos para "parar" la reforma del PP, porque son los derechos de los trabajadores y los parados los que "están en juego".

El coordinador general de IU, Cayo Lara, coincidió en que hay que parar "la locura del PP" porque puede traer seis millones de parados si no se corrige.

En la marcha de Madrid también participó, aunque no de forma oficial, el ex ministro de Trabajo, Valeriano Gómez; mientras que la ex titular de Defensa Carme Chacón y el de Justicia Francisco Caamaño eligieronBarcelona y Coruña, respectivamente, para expresar su repulsa a la norma.

Por su parte, la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, defendió que la reforma laboral servirá para crear empleo y crecimiento económico y el vicesecretario general de Organización del PP, Carlos Floriano, negó que su partido o el Gobierno estén haciendo una campaña contra los sindicatos.

Las opiniones

Reacciones a la protesta

l The Economist: En un artículo asegura que el éxito de la reforma "dependerá de la elección de los sindicatos entre proteger los puestos de trabajo o mantener los salarios de sus afiliados".

l Movimiento 15M: Reclamó en la marcha celebrada en paralelo que se convoque en España una huelga general como ha sucedido en Grecia.

l CSIF: El sindicato de funcionarios anunció que trabajará para que la reforma no dañe los servicios públicos.

LOS ESPECIALISTAS

DESIGUALDAD

Una visión desde los mercados

José Luis Martínez Campuzano

Ver

Asociados
© ESTRUCTURA GRUPO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS S.A.- Miguel Yuste, 42 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 538 61 00