jueves, 18 septiembre 2014

Está pasando

La compra permitiría suavizar las dotaciones por la reforma financiera

Liberbank puja por la filial española de Caixa Geral de Depósitos

  • Liberbank ha encontrado una posible vía para sanear sus activos inmobiliarios contra patrimonio y disfrutar de dos años para su dotación. El grupo que preside Manuel Menéndez espera una respuesta del luso Caixa Geral para adquirir su filial española por 150 millones de euros. La operación, de cuajar, evitaría al grupo español tener que fusionarse en los próximos meses si no quiere.
Temas relacionados:

Liberbank

Liberbank, el grupo formado por Cajastur con CCM y las cajas de Extremadura y Cantabria, espera que en los próximos días el luso Caixa Geral de Depósitos (CGD) responda a la oferta que ha presentado para adquirir su filial española Banco Caixa Geral por 150 millones de euros.

La operación lleva desde septiembre en la mesa del grupo portugués y en la de la entidad española, pero es ahora cuando la firma lusa necesita fondos para mejorar su solvencia y liquidez y encaja perfectamente en la estrategia de Liberbank para encontrar un atajo a la reforma financiera. "Es una operación de libro si al final Menéndez logra comprar este banco. Ya fue pionero con la fórmula que aplicó para la compra de CCM, vía por la que al final han tenido que optar todas las cajas", señalan fuentes financieras conocedoras de la operación.

La respuesta de CGD tiene que llegar en las próximas semanas, incluso podría llegar a mediados de la próxima semana. Caixa Geral tuvo unas pérdidas de 448 millones de euros en 2011 y sus problemas de liquidez le ahogan, por lo que tiene prisa. Liberbank también quiere cerrar esta operación antes del 31 de marzo, fecha en la que debe remitir al Banco de España y a Economía sus planes para realizar las nuevas dotaciones por la reforma financiera.

Banco Caixa Geral en España es un pequeño grupo que solo aportaría a Liberbank 8.209 millones de activos. El grupo español apenas ganaría en tamaño, pero sería suficiente para suavizar sus dotaciones para sanear sus activos inmobiliarios, ya que su incorporación le aportaría alrededor de un 16% más de balance, lo que le permite aplicar la norma realizada por el ministro de Economía, Luis de Guindos. Más si se tiene en cuenta que Banco Caixa Geral es una filial del banco público luso CGD, pero cuenta con ficha bancaria en España y por lo tanto está controlado por los reguladores españoles y está integrado en el Fondo de Garantía de Depósitos (FGD).

Además, en caso de no poder esquivar una fusión, le daría más tamaño para ganar fuerza en las negociaciones.

El grupo que lidera Cajastur debería provisionar, según los expertos, unos 450 millones de euros para sanear sus activos inmobiliarios, a ello se uniría alrededor de 200 millones en capital. Pero no será hasta la fecha límite del 31 de marzo, o muy poco antes, cuando el grupo que preside Manuel Menéndez dé a conocer sus necesidades de dotaciones, una vez que sepa exactamente de dónde saldrá cada partida, señalan fuentes del grupo. Liberbank cuenta ya con una ventaja, tiene un esquema de protección de activos (EPA) derivado de la compra de CCM.

Menéndez fue el primer ejecutivo en adquirir una caja intervenida, en transformarla en un banco y pasar su obra social a una fundación. Caixa Geral de Depósitos y Liberbank, liderada por Cajastur, son socios en la eléctrica lusa EDP desde que la caja asturiana se incorporó en 2011 a su accionariado al ser dueña de la asturiana HC, lo que puede facilitar las negociaciones. Banco Caixa Geral tiene 211 oficinas en 33 provincias españolas, incluidas Asturias y Extremadura, y delegaciones en México, Venezuela y Suiza.

Su plantilla asciende a 1.015 empleados. Este banco es fruto de la fusión del gallego Banco Simeón, Banco de Extremadura y el Luso Español.

Una expansión frustrada por la crisis

Caixa Geral de Depósitos es la principal entidad financiera portuguesa. Su único accionista es el Estado, intervenido por la UE, el BCE y el FMI desde mayo de 2011, lo que supone un mayor ahogo para el grupo financiero, que necesita una inyección de liquidez y capital por unos 1.000 millones de euros. En los últimos dos años ha requerido una inyección de fondos equivalente al 45% del déficit público portugués establecido en 2011. La previsible venta de la filial española de Caixa Geral supone un duro golpe para el grupo, que siempre ha querido crecer en España. Ha participado, de hecho, en casi todas las últimas pujas que se han producido de bancos españoles, caso del Atlántico, el Urquijo o el Zaragozano, entre otros. Su delicada situación, no obstante, le ha impedido ya participar en la puja de las cajas de ahorros.

1,18 millones en 2010

La filial española Banco Caixa Geral no ha presentado aún los resultados del último ejercicio. En 2010 ganó 1,18 millones. Su morosidad está por debajo de la media del sector. Hace un año era del 2,82%. Su problema está vinculado al de su matriz, la falta de liquidez.

LOS ESPECIALISTAS

DESIGUALDAD

Una visión desde los mercados

José Luis Martínez Campuzano

Ver

Asociados
© ESTRUCTURA GRUPO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS S.A.- Miguel Yuste, 42 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 538 61 00