lunes, 22 de diciembre de 2014

Está pasando

La confianza empresarial mejora, pero sigue en tasas negativas del 15%

Apenas un 4% de las compañías creará puestos de trabajo este trimestre

  • La falta de demanda interna y de crédito sigue asfixiando a las empresas, cercenando su confianza y frenando la capacidad para crear puestos de trabajo. La última encuesta de las Cámaras de Comercio revela que apenas un 4% prevé generar empleo entre enero y marzo.
Temas relacionados:

La economía española se encamina hacia una nueva recesión y eso sigue afectando de forma negativa a las decisiones que están tomando las empresas a la hora de invertir, contratar personal o vender en el exterior. El indicador de confianza empresarial, que elaboran trimestralmente las Cámaras de Comercio tras encuestar a 4.576 compañías, se ha situado en una tasa negativa del 14,2%, lo que supone casi cinco puntos menos que en el anterior trimestre.

Esta aparente contradicción se explica por el hecho de que en la anterior muestra, realizada en el cuarto trimestre, uno de cada dos empresas anticipaba una caída de su cifra de negocio, mientras que en esta última, el porcentaje de respuestas negativas se ha limitado a un 37,3%. Pese a ese repunte, el indicador sigue en mínimos históricos y todavía no ha regresado a los niveles previos a la crisis (las caídas se empezaron a registrar a partir de octubre de 2007).

De este modo, las expectativas son negativas en todos los sectores estudiados y tienen un fiel reflejo en indicadores como la creación de empleo o la inversión, que permanecerán estancados entre enero y marzo. La encuesta muestra que tan solo un 7,4% de las firmas prevé que su inversión crecerá en el primer trimestre y ese porcentaje se reduce hasta el 3,7% en el caso del empleo. Las compañías justifican estos pobres porcentajes como consecuencia de dos factores: la falta de demanda y de crédito. El 82,6% de las firmas encuestadas apunta a la debilidad de la demanda interna como el principal factor que limita la actividad empresarial o la marcha de su negocio, mientras que una de cada tres señala a las dificultades de financiación o de tesorería. De hecho, la última encuesta de acceso a la financiación ajena, que también realizan las Cámaras de Comercio junto al ICO, muestra como el 88,3% de las pymes confirmaban que tienen dificultades para el acceso a la financiación ajena.

Por sectores, el deterioro más importante se ha producido en la industria, cuyo índice lleva cayendo dos trimestres consecutivos. Las Cámaras lo justifican por la caída de la cifra de negocio de las empresas industriales, en claro retroceso por el desplome de la demanda tanto interna como externa. Un dato que avala este retroceso es la producción industrial en España, que ha registrado un descenso histórico. En noviembre ahondó su caída hasta el 7% interanual, lo que supone la bajada más acusada desde octubre de 2009 y el tercer mes en tasa negativa. En el resto de sectores, pese a mantenerse en tasas negativas, las expectativas han mejorado, especialmente en el sector servicios y en el ligado al turismo y la hostelería, gracias al tirón de la entrada de turistas. En 2011 se han recibido 57 millones de viajeros, lo que supone un aumento del 8% y el tercer mejor ejercicio de la historia.

El que peor comportamiento muestra, pese a registrar una leve mejoría, es el sector de la construcción. El índice que mide la confianza en ese sector registra una caída superior al 30% en el primer trimestre, en línea con los retrocesos registrados en los últimos cuatro años como consecuencia de la crisis. La actividad en el sector inmobiliario se ha desplomado (el número de viviendas iniciadas ha caído un 25% entre septiembre de 2010 y 2011) y el número de casas vendidas ha retrocedido un 14% en tasa anual, hasta contabilizarse en noviembre apenas 27.549 operaciones.

Las exportaciones como bálsamo para las ventas

Una gran parte, por no decir todo, del pírrico crecimiento de la economía española se debe al sector exterior. A esa tendencia no es ajeno el sector empresarial, que ha apostado su supervivencia al crecimiento de las ventas al exterior. Así se puede comprobar en la encuesta realizada por las Cámaras de Comercio, en la que se ha producido un profundo cambio respecto a las respuestas ofrecidas en el cuarto trimestre.

Entre octubre y diciembre, el 27% de las compañías creía que sus exportaciones iban a disminuir. Tres meses después, este porcentaje se ha reducido al 14,2%, pese a la crisis que hay en la zona euro, el principal comprador de las empresas españolas. De hecho, el volumen de compañías que cree que su saldo exportador se mantendrá estable ha pasado de un 51,4% a un 64,6% en tan solo un trimestre.

Más liquidez del ICO

El Ejecutivo anunció ayer que en las próximas semanas hará un análisis en profundidad de las líneas del Instituto de Crédito Oficial (ICO), con el fin de realizar una mejor asignación de recursos "para que la liquidez y la financiación lleguen a las pymes".

LOS ESPECIALISTAS

¿SE ACUERDAN DE LOS TIEMPOS COMPLICADOS?

Una visión desde los mercados

José Luis Martínez Campuzano

Ver

Asociados
© ESTRUCTURA GRUPO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS S.A.- Miguel Yuste, 42 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 538 61 00