viernes, 19 de diciembre de 2014

Está pasando

Reformas tributarias

El IRPF solo sube un 0,75% para Ronaldo

  • El tipo para no residentes, que es el que aplica el jugador madridista, aumenta del 24% al 24,75%.

Cristiano Ronaldo, en una foto de archivo.

CINCO DÍAS

El Gobierno de Mariano Rajoy acaba se subir hasta siete puntos el tipo marginal máximo en el IRPF, que ya alcanza el 52% para las rentas superiores a 300.000 euros. Este aumento, el mayor de la democracia, no afectará a jugadores como Cristiano Ronaldo o Kaká, que gracias a la llamada Ley Beckham tributan como no residentes. Para este tipo de contribuyentes, la subida fiscal se traduce en un recargo adicional de solo el 0,75%, es decir, el mismo aumento que afecta a los asalariados que no alcanzan los 17.702 euros anuales.

La Ley Beckham es una norma que aprobó en 2004 el Gobierno de José María Aznar para atraer profesionales de alta cualificación y que permite que los extranjeros que llegan a España tributen durante seis años como no residentes a un tipo fijo del 24% (ahora el 24,75%). A pesar del objetivo inicial de la medida, uno de los primeros en beneficiarse de la ventaja fiscal fue el jugador de fútbol David Beckham, cuyo nombre sirvió para bautizar la ley.

A efectos prácticos, ello significa que deportistas con sueldos astronómicos pueden tributar al mismo tipo nominal que un mileurista, es decir, al 24,75%. El Gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero modificó el llamado régimen de impatriados y limitó la posibilidad de trabajar en España y tributar como un no residente a los contribuyentes con sueldos inferiores 600.000 euros. Sin embargo, la medida no se aplicó con carácter retroactivo. Es decir, aquellos que llegaron a trabajar a España antes del primero de enero de 2010 pueden seguir aplicando la rebaja fiscal hasta cumplir seis años en el país. Es el caso de Ronaldo o Kaká. Jugadores como Khedira o Altintop, que ficharon con posterioridad a enero de 2010, deben tributar al 52% como Iker Casillas o Sergio Ramos.

Con todo, las grandes figuras del fútbol negocian sus contratos en términos netos. Ello implica que cualquier aumento fiscal es asumido por el club.

Inversiones para tributar menos

Una parte importante de la inversión que llega a España no tiene ningún efectos sobre el empleo. Los últimos datos del Ministerio de Industria indican que la inversión extranjera alcanzó hasta septiembre de 2011 los 21.000 millones de euros. De estos, 2.600 millones correspondieron a intercambios financieros con el único objetivo de optimizar la factura fiscal. Estas operaciones, conocidas como ETVE, acrónimo de entidades de tenencia de valores extranjeros, cuentan con un régimen fiscal propicio.

"Las operaciones de inversión llevadas a cabo por este tipo de empresas ETVE generalmente consisten en la transmisión dentro de un mismo grupo empresarial de participaciones de en sociedades radicadas fuera de España", señala un informe del Ministerio de Industria. En cualquier caso, el beneficio fiscal se extendió, en el año 2000, a todo tipo de sociedades que realicen transmisiones no dinerarias (acciones) dentro de un mismo grupo empresarial. Es decir, ya no es necesario que tengan la consideración de ETVE para acogerse al régimen especial. A efectos prácticos, la medida significa que un reparto de dividendos dentro de un holding español que procedan de otro país, está exento de tributación.

El beneficio no puede aplicarse en el caso de que los dividendos procedan de un país que tenga la consideración de paraíso fiscal para la legislación española.

LOS ESPECIALISTAS

¿SE ACUERDAN DE LOS TIEMPOS COMPLICADOS?

Una visión desde los mercados

José Luis Martínez Campuzano

Ver

Asociados
© ESTRUCTURA GRUPO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS S.A.- Miguel Yuste, 42 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 538 61 00