lunes, 24 de noviembre de 2014

Está pasando

2012, un año para apostar por las empresas europeas

Didier Bouvignies

09-01-2012 07:00

Temas relacionados:

El pasado 2011 ha sido un año que podemos calificar de curioso, con dos etapas bien diferenciadas. En la primera parte del año se dio un importante crecimiento en la Bolsa, sobre todo en la zona euro, con cifras macroeconómicas realmente buenas y con resultados en las empresas también bastante interesantes.

Sin embargo, la segunda parte del año ha sido mucho más complicada, debido a lo que han conllevado los problemas de la deuda soberana. Podemos afirmar que ha sido un año en el que lo político ha influido considerablemente en los mercados y en la Bolsa, algo a lo que no estamos acostumbrados.

A la vista del desarrollo de los acontecimientos, pensamos que el nuevo año podría ser relevante para la renta variable, sobre todo en la zona euro, porque existe mucha convexidad, lo cual quiere decir que se da un potencial de subida mayor y un potencial de caída bastante limitado. Si los resultados de las empresas siguen siendo buenos, como lo son actualmente, y se llega a una solución en los problemas políticos de deuda, podríamos tener un rebote contundente en 2012.

Un activo que podría ser también interesante en este año son los fondos convertibles, que permiten aprovechar una subida de los mercados con esta exposición a la renta variable, y si nos encontramos ante un mercado más difícil, el convertible puede actuar a modo de paracaídas. Algunos sectores que han sufrido mucho y que podrían ser interesantes para invertir son los bancos y el sector del automóvil, que cuentan con un gran potencial de subida.

En 2009 el índice del sector bancario subió un 170% frente a un Euro Stoxx que subió un 70%, lo que quiere decir que se podría dar un potencial de subida muy importante.

Pueden ser también una opción a considerar las grandes compañías, ya que tienen una exposición global a diferentes zonas geográficas de Estados Unidos y emergentes que son zonas de crecimiento, más que las pequeñas empresas ligadas a su propia zona geográfica.

En renta fija, vemos muchas oportunidades en Europa. Este mercado ha sufrido mucho este año pero también vemos un alto potencial de subida. Por ejemplo, ofrecemos un producto de renta fija con vencimiento a 2016, obligaciones con un rendimiento fijado, algo que creemos decisivo para el inversor y con una estrategia buy & hold (comprar y mantener). Respecto a la deuda soberana, se esta avanzando poco a poco en Europa, sobre todo en el terreno político.

Se han establecido nuevas reglas en esta última reunión que permiten sancionar a los países que no respetan las reglas de presupuestos. Se producirá un cambio en la manera de tomar las decisiones y poco a poco se irá avanzando. Lo que espera el mercado y tanto Reino Unido como Estados Unidos es la intervención del Banco Central Europeo (BCE) a través una inyección de liquidez al mercado. Alemania no está a favor, pero poco a poco prosperaremos en este terreno.

De cara a este nuevo año, podemos esperar un crecimiento moderado en los países desarrollados (alrededor del 1% o 2%) y una desaceleración económica, aunque controlada; en los países emergentes, sin embargo, esperamos un crecimiento del producto interior bruto a nivel global sobre el 3% o 4%.

Estas estimaciones parecen ser suficientes para que las compañías ofrezcan beneficios satisfactorios, especialmente en Europa. La reducción de los temores sobre los problemas de la deuda soberana después de la cumbre de Bruselas del pasado 9 de diciembre deberían tener un impacto positivo sobre el Gobierno Europeo y los mercados de bonos corporativos.

A la vista de estos factores, creemos que puede ser interesante adoptar una estrategia a más largo plazo en las carteras, basada en factores fundamentales, tales como el crecimiento económico, caídas del precio en los índices e importantes beneficios corporativos, que tienden a ser alentadores. En este contexto, también los mercados de renta variable europeos son todavía atractivos, y consideramos que la valoración de los activos de riesgo puede gestionar una desaceleración económica en la primera mitad de 2012 y superarla.

Didier Bouvignies. 'General Partner' en Rothschild & Cie Gestion

LOS ESPECIALISTAS

Social Media en la PYME.

USS Enterprise

Carlos Rosales

Ver

Asociados
© ESTRUCTURA GRUPO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS S.A.- Miguel Yuste, 42 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 538 61 00