sábado, 20 de diciembre de 2014

Está pasando

Italia es el último Estado miembro en aplicar esta medida

Más de la mitad de países de la UE opta por subidas del IVA

  • La crisis de las finanzas públicas es compleja pero algunas de las soluciones que proponen los Estados miembros son tan sencillas como subir el IVA. Así, 17 de los 27 países de la UE han seguido esta senda para paliar la caída de ingresos desde los inicios de la crisis en 2008. El primer Estado en aplicar esta medida fue Irlanda y el último, la Italia del tecnócrata Mario Monti. España podría recurrir otra vez a la misma receta a lo largo de este año.
Temas relacionados:

En algunas casas de juego online se puede apostar a que un país subirá o reducirá el IVA en un periodo determinado. En 2008, un jugador avispado podría haberse hecho de oro. Desde el inicio de la crisis, más de la mitad de los Estados miembros han subido, al menos una vez, el IVA. Y países como Grecia, Portugal o Reino Unido han aprobado aumentos sucesivos. Una posibilidad que organismos internacionales como la Comisión Europea o el FMI recomiendan que adopte también España que, en julio de 2010 incrementó el tipo general del IVA del 16% al 18% y el reducido del 7% al 8%.

Si bien el ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, asegura que esta medida no entra en la agenda, no puede descartarse en absoluto que finalmente se eleve la fiscalidad sobre el consumo si existen evidencias de que no se alcanzará el objetivo de déficit para este año.

De media, el gravamen del IVA en la Unión Europea se sitúa en el 20,8%, unas décimas por encima del ejercicio anterior. Desde 2008, el gravamen se ha incrementado 1,4 puntos. Ello supone una reacción a la caída de los ingresos fiscales, una situación que, en mayor o menor medida, se ha reproducido en la práctica totalidad de países de la UE. Por otra parte, en términos políticos, subir el IVA resulta menos costoso. Los contribuyentes perciben de forma más directa un aumento del IRPF -que se traduce un descenso del sueldo neto- que un aumento del IVA. En cualquier caso, como apuntan desde el Gobierno de Mariano Rajoy, elevar la fiscalidad sobre el consumo puede ocasionar más distorsiones económicas.

Un incremento del IVA, opinan los expertos en fiscalidad, no siempre provoca el aumento de ingresos previstos. Ello es así porque muchas empresas, ante la debilidad del consumo, no trasladan a precios el aumento fiscal y, por tanto, asumen el incremento en sus cuentas. Toda esta teoría, sin embargo, no impidió que el Gobierno del tecnócrata Mario Monti iniciará su etapa al frente de Italia con un aumento de dos puntos del IVA, del 21% al 23%. Y otros países seguirán la misma senda.

Francia propone un IVA social

Francia es, junto con Bélgica, Suecia, Dinamarca, Chipre, Alemania, Luxemburgo, Holanda, Austria y Eslovenia, uno de los países que no ha optado por elevar el gravamen del IVA. Sin embargo, antes de las elecciones presidenciales, aprobará lo que ha bautizado como un IVA social. Un tributo que gravará los productos importados de países con bajos costes de producción. A cambio, el Gobierno de Nicolas Sarkozy establecerá una reducción de las cotizaciones sociales que pagan las empresas.

En este sentido, la patronal española CEOE lleva tiempo proponiendo una reducción de las aportaciones empresariales a la Seguridad Social. Una medida que, señala, podría compensarse con un incremento del IVA. De momento, la única opción que puede descartarse totalmente es que España opte por rebajar el impuesto.

Japón se acerca a las políticas fiscales europeas

Japón, la tercera economía del mundo, se está occidentalizando en términos fiscales. Recientemente, el Gobierno aprobó elevar el impuesto sobre el consumo progresivamente del 5% actual al 10% en 2015. A pesar de las protestas, el primer ministro japonés, Yoshihiko Noda, reiteró su decisión de llevar a cabo la reforma fiscal. En su opinión, la oposición de los contribuyentes nipones cambiará cuando se les explique que se adopta la medida por una "buena causa". La reforma tributaria fue consensuada dentro del Partido Democrático, la formación de Noda, en medio de fuertes tensiones. El proyecto de ley cuenta con un fuerte rechazo de los partido de la oposición. El Ejecutivo nipón tiene previsto llevar la norma al Parlamento ante de finalizar el año fiscal de 2011, que en Japón termina en marzo de 2012. Además, el Gobierno de Noda también planea una reforma de la Seguridad Social para reducir los costes derivados de una de las sociedades más envejecidas del mundo.

Por otra parte, el Gobierno japonés se ha marcado el objetivo de reducir su abultada deuda pública, que supera el 220% del PIB. En cualquier caso, las labores de reconstrucción tras el tsunami que sufrió el país en marzo del año anterior, suponen una presión añadida sobre las partidas de gasto. Otro de los retos del primer ministro pasa por incrementar la cooperación con el Banco Central de Japón para combatir la deflación.

La cifra

20,8% es el tipo medio del IVA en la Unión Europea. Supone el nivel más alto de la última década. El gravamen español se encuentra 2,8% puntos por debajo del promedio europeo.

LOS ESPECIALISTAS

¿SE ACUERDAN DE LOS TIEMPOS COMPLICADOS?

Una visión desde los mercados

José Luis Martínez Campuzano

Ver

Asociados
© ESTRUCTURA GRUPO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS S.A.- Miguel Yuste, 42 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 538 61 00