miércoles, 29 de marzo de 2017

Está pasando:

El futuro presidente volcará la acción del Gobierno en estimular la actividad económica

Rajoy prioriza la creación de empleo y que España recupere peso en el euro

  • Mariano Rajoy aplicará un programa de Gobierno guiado por dos directrices: la estimulación del crecimiento económico y la creación de empleo, por un lado, y la mejora de la consideración de España a nivel internacional. Todo ello se hará cumpliendo a rajatabla el objetivo de reducción del déficit al 4,4% en 2012, lo que supondrá al menos un recorte de gasto de 16.500 millones. De la austeridad rigurosa solo se salvan los pensionistas, cuyas pagas se verán actualizadas.
Imprimir
Temas relacionados:

Mariano Rajoy durante su discurso de investidura

PABLO MONGE

Decir siempre la verdad, aunque duela, decir la verdad sin adornos ni excusas, llamar al pan, pan y al vino, vino". El candidato del PP a presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, quiere hacer de la transparencia una de las señas de su política para distanciarse así de una de las prácticas que más se han criticado a su antecesor, José Luis Rodríguez Zapatero: la minusvaloración de los efectos de la crisis y la elaboración de previsiones de ingresos y crecimiento inalcanzables.

Rajoy, en su discurso de investidura, calificó de "grave" la situación de España y se propone recuperar el terreno perdido estimulando el crecimiento económico y potenciando la creación de empleo. Este es el camino para recuperar ingresos del Estado, ampliar la base de cotizantes y dar tranquilidad a los pensionistas, lo que permitirá a su vez financiar la sanidad y la educación. Al candidato del PP le preocupa también que España recupere el buen nombre entre los países más desarrollados. "Vamos a demostrar que los españoles somos capaces de crear empleo, pagar nuestras deudas y sostener una sociedad civilizada", manifestó Rajoy.

El futuro presidente del Gobierno se detuvo en el diagnóstico de la situación económica. La cifra de desempleados ronda ya los 5,4 millones y supone el 23% de la población activa, a la espera de la EPA del último trimestre de 2011 que se conocerá en febrero. Incidió especialmente en lo sucedido en la última legislatura, donde se han perdido 3,4 millones de empleos. En este periodo Alemania ha pasado del 7,9% al 5,2% de tasa de paro, comparó Rajoy. Consideró que es "dramático" que 5 millones de personas no tengan empleo, pero esto tiene además consecuencias "directas" en la caída del consumo, el hundimiento de la inversión, el desajuste de las cuentas públicas, "la expansión del desánimo y la puesta en peligro" de la Seguridad Social. No ahorró calificativos Rajoy: "El panorama no puede ser más sombrío".

Destaca las "fortalezas" de España, pese a la coyuntura actual

Esta situación ha obligado a España a pedir al exterior 37.000 millones de euros en 2011, que se elevarán a 65.000 millones en 2012 si el déficit de este año cierra al 6%. Es altamente improbable que este sea el dato final. En cualquier caso, para dejarlo en el 4,4% en 2012, como marca el Pacto de Estabilidad, habrá que reducir el desfase entre ingresos y gastos en 16.500 millones de euros por lo menos, según Rajoy.

"Enormes fortalezas"

Llegados a este punto del discurso, Rajoy quiso hacer un punto de inflexión para destacar que la economía española tiene "enormes fortalezas". "España es el cuarto país del área euro y el quinto de la UE. Y estamos dentro de la docena de países con mayor peso económico del mundo", manifestó Rajoy. Y lanzó un mensaje a los incrédulos sobre las posibilidades de España: "Se equivocan totalmente aquellos que piensan que España no será capaz de hacer las reformas que necesita para tener éxito en la Europa del euro". El líder del PP cree que es el momento de hacer de la necesidad virtud al afirmar que la moneda única puede ser el mejor marco de crecimiento y la creación de empleo en España.

Para los propósitos que se marca Rajoy son imprescindibles las reformas, que irán orientadas en un triple ámbito. En primer lugar, el equilibrio de las cuentas públicas es innegociable, por lo que la primera ley que se aprobará será la Ley de Estabilidad Presupuestaria. La austeridad y el control presupuestario impregnarán toda la acción de Gobierno de Mariano Rajoy, que solo subirá las pensiones para actualizarlas el 1 de enero. Será la única partida que se modificará al alza. "Todas las demás son susceptibles de ser revisadas" (en el discurso escrito distribuido por el PP dice "susceptibles de reducción a la baja").

En segundo término, el próximo Gobierno actuará en el ámbito financiero para terminar la reconversión del sector. Y, finalmente, Rajoy pretende impulsar un paquete de reformas estructurales para hacer la economía "más flexible y competitiva". "Tenemos que moderar los costes y los precios", explicó Rajoy, una idea que enlaza con la petición del BCE a España en agosto pasado de realizar una "devaluación competitiva" en la economía española. Está en plena discusión la propuesta de la CEOE de poner en marcha los denominados minijobs, trabajos remunerados por debajo del salario mínimo interprofesional.

Dentro de este impulso reformista el PP quiere modernizar la legislación laboral, reducir el sector público y reformar la fiscalidad para estimular la actividad entre pymes y autónomos, para lo que se establecerá el criterio de caja para el pago del IVA y un sistema de compensación automático de deudas frente a impuestos. El paquete de reformas que pretende poner en marcha Rajoy afectará también a la educación, con la apuesta de "vías formativas distintas". El PP podría estar pensando en seguir los pasos de la Comunidad de Madrid y la Región de Murcia, ambas del mismo partido, que dan la posibilidad de que los alumnos más brillantes sigan una formación separada del resto de estudiantes.

Reforma energética

La energía está también presente en la agenda de Mariano Rajoy, consciente de la necesidad de solucionar el abultado de déficit de tarifa sin incrementar el recibo ni para consumidores domésticos ni industriales, porque esta solución restaría competitividad a las empresas españolas. En materia de Seguridad Social, Rajoy concretó que su Gobierno suprimirá las prejubilaciones y la "práctica abusiva" de cobrar el seguro de desempleo en el tramo final de la vida laboral, que es una "prejubilación encubierta".

En el pasaje final del discurso, Rajoy confesó sentir "especial inquietud" por los jóvenes. "Me preocupa que piensen, por primera vez en nuestra memoria, que la vida les trata peor que a sus padres", aseguró. "Es preciso detener este despilfarro de energía y riqueza porque es imposible diseñar un futuro en el que falten los relevos". Rajoy se adornó con giros sobre el futuro que le espera al frente del Gobierno: "Ahora nos enfrentamos a una tarea ingrata, como la que atraviesan los padres que se las ingenian para dar de comer a cuatro con el dinero de dos". Trufó su intervención con mensajes de esperanza, en clave meteorológica: "Desaparecerán los nubarrones, levantaremos la cabeza y llegará de nuevo el día en que se hable de España y se hable para bien; el día en que volvamos la vista atrás y ya no recordemos los sacrificios".

Rajoy es consciente de que algunas de las medidas que tomará en las próximas semanas no generarán "un escenario de halagos y lisonjas" para él, pero sabe que no va a ser elegido presidente del Gobierno en la coyuntura actual "para generar aplausos, sino para intentar resolver los problemas".

La letra pequeña ya ve la luz

-Impuesto sobre sociedades. Se eliminarán las limitaciones para la aplicación del tipo del 20% a empresas con menos de 5 millones de facturación. También se ampliará de 10 a 12 millones la facturación mínima de las sociedades para tener la consideración de reducida dimensión.

-Bonificaciones sociales. El Gobierno bonificará el 100% de las cotizaciones para los trabajadores menores de 30 años durante el primer año de contrato.

-Reforma del IVA. Se establecerá el criterio de caja y no el de devengo.

-Deducción por vivienda. El PP recuperará la deducción por compra de vivienda con carácter retroactivo a 2011. Además, se mantendrá en 2012 el IVA superreducido para compra de vivienda nueva, siempre que sea habitual y hasta un determinado importe.

-Estabilidad presupuestaria. Será la primera ley que apruebe el nuevo Ejecutivo. El déficit estructural de las Administraciones será como máximo del 0,4% a partir de 2020, en línea con la reforma constitucional.

-Ley de Subvenciones. Las subvenciones nominativas serán eliminadas y habrá criterios homogéneos para su concesión.

-Subida de las pensiones. Se actualizarán el 1 de enero de 2012 y será la única partida que subirá. El resto se podrían bajar.

-Reforma administrativa. La tasa de reposición de funcionarios será cero, excepto Fuerzas Armadas, Fuerzas de Seguridad y servicios públicos básicos.

-Reforma educativa. El bachillerato pasará de dos a tres años y se apostará por "vías formativas diferentes". Se promoverá el bilingüismo español-inglés en todo el sistema educativo.

-Prejubilaciones. Se suprimirán las prejubilaciones salvo casos excepcionales y se pondrá freno a las "prácticas abusivas" de cobrar el seguro de desempleo con carácter previo al retiro. Esto se considera una "jubilación encubierta".



seguir a cinco días

Recibe más contenido de Cinco Días. Suscríbete a nuestras newsletter aquí

Cinco Días

Cinco Días

Cinco Días

BLOGS

Cuando es casi imposible seguir a los índices

El color de los mercados

Renta 4

<

1 de 3

>
© ESTRUCTURA GRUPO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS S.A.- Miguel Yuste, 42 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 538 61 00

Webs de PRISA

cerrar ventana