sábado, 25 octubre 2014

Está pasando

Innovación

La tecnología sanitaria 'low cost' mejorará nuestra salud

  • Los investigadores españoles diseñan dispositivos que mejoran la vida de médico y paciente.
Temas relacionados:

Ha oído hablar de pulseras que detectan el estrés o previenen los ictus, sábanas cicatrizantes que facilitan la regeneración de heridas y evitan las infecciones, bodys que detectan la fiebre en los bebés o pulsómetros que registran el ritmo cardiaco o los niveles de azúcar de los conductores dentro de su propio coche? Pues ya están inventados. Son solo algunas de las soluciones de I+D desarrolladas por centros tecnológicos nacionales en colaboración con empresas también de cuño español, que están ayudando a mejorar el día a día de los pacientes a la vez que facilitan la labor del médico.

La tecnología sanitaria se ha instalado de tal forma en nuestras vidas que es solo cuestión de tiempo que hasta nuestra casa se convierta en un lugar que nos cuide, "capaz de avisar si nos caemos o si nuestros parámetros biológicos entran en medidas anormales", asegura Ana Morato, directora general de la Fundación OPTI.

A corto plazo, las aplicaciones para dispositivos móviles también serán claves para mejorar la vida diaria de los pacientes y el trabajo del médico. Y es que, según explica Rafael López, director general de Meed Comunicación, "la eclosión de este tipo de aplicaciones, principalmente dirigidas a los smartphones y las tabletas, ayudará a la toma de decisiones clínicas remotas, lo que ahorrará visitas a la consulta y costes.

Las pulseras que detectan el estrés o previenen el ictus, desarrolladas por el Centro Tecnológico ITCL junto a la Universidad de Burgos, son solo dos ejemplos de los avances que se están produciendo en el área de la salud. De una forma sencilla, el primer dispositivo pequeño, económico y móvil, detecta el estrés a partir de la medición de la conductividad de la piel, la temperatura y el pulso de los usuarios. De igual forma funciona la pulsera que previene el ictus, que al detectar cambios en los movimientos o comportamientos extraños de los pacientes, como la paralización de los miembros, emite una señal al usuario o a un teléfono móvil vía bluetooth.

El Hospital General de Valencia ha sido el encargado de evaluar las sábanas cicatrizantes, un proyecto llevado a cabo por la empresa Aznar Textil junto al Instituto Tecnológico Textil (Aitex). La de los tejidos es una de las áreas de investigación y desarrollo más activas en España, que también ha desarrollado camisetas fabricadas con hilos sensores que miden el ritmo cardiaco, el respiratorio y la temperatura, obra del centro tecnológico Cetemmsa, o los bodys creados por Aitex y la empresa Ramón Espí, que detectan la fiebre en los bebés gracias a un sensor termocrómico. Esta sábana, que incorpora quitina, contribuye a regenerar la piel de las heridas y a neutralizar las infecciones.

La tirita inteligente es otro de los desarrollos más destacados de esta área. Creadas también por Cetemmsa, estos apósitos incorporan un dispositivo electrónico que permite liberar el principio activo en la herida a criterio del paciente.

La implantología dental también está despuntando en España. Gracias a un proyecto del Centro Tecnológico de Manresa (CTM), se podrán crear implantes de carga inmediata, que permitan la colocación simultánea de la prótesis y el implante.

Por su parte, un prototipo que reproduce las condiciones naturales del tracto intestinal humano permite observar cómo se comportan los componentes de los alimentos en la digestión, lo que ayuda a mejorar la toma de decisiones a la hora de abordar la selección de compuestos de alimentos para los pacientes. Y todo ello con sello español.

El médico en el coche y el móvil

Controlar la salud de los pacientes hasta en el coche es uno de los objetivos que se han marcado algunos fabricantes de automóviles. Toyota trabaja actualmente en un dispositivo para controlar las funciones cardiovasculares a través de la mano del conductor sobre el volante, a fin de detectar riesgos. Y es que las irregularidades cardiovasculares repentinas, como la fibrilación ventricular sufrida por los conductores, son situaciones más frecuentes de lo que creemos.

Ford es otro de los fabricantes volcados en la incorporación de dispositivos médicos en el coche, aprovechando los sistemas de conexión sin cables. Su proyecto permitirá que el auto detecte cuándo los niveles de azúcar sobrepasan los límites, alerte acerca de las cantidades de polen o nos recuerde cuándo tomar la medicación.

En el área de los dispositivos móviles también hay novedades. Meed Comunicación ha creado una novedosa aplicación gratuita para iPad e iPhone que permite al médico medir la actividad clínica de la artritis reumatoide en los pacientes.

Los grandes grupos tecnológicos también están poniendo su granito de arena. Siemens ha diseñado un dispositivo que monitoriza el ritmo cardiaco de los fetos en el útero mediante micrófonos especiales.

LOS ESPECIALISTAS

¡BEACON! Tecnología de corto alcance para móviles

Tu ADN Digital

Luis Ferrándiz, Eduardo Vázquez y Nacho Prada

Rajoy no sueña con Europa

La UE, del revés

Bernardo de Miguel

¿LES GUSTA EL ORO?

Una visión desde los mercados

José Luis Martínez Campuzano

Ver

Asociados
© ESTRUCTURA GRUPO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS S.A.- Miguel Yuste, 42 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 538 61 00