lunes, 1 septiembre 2014

Está pasando

El BCE amplía el abanico de colaterales que aceptará para prestar dinero a las entidades

Draghi arregla la liquidez de la banca para los próximos tres años

  • Mario Draghi ha puesto una alfombra roja de la liquidez a la banca. Dará barra libre a 36 meses, con lo que limpia de obstáculos los balances de las entidades durante tres años, y además aceptará más colaterales para dar esa liquidez.
Temas relacionados:

Mario Draghi, presidente del BCE

Avalancha de liquidez para la banca de la mano del Banco Central Europeo (BCE). Mario Draghi ha presentado una batería de medidas para evitar que se produzca un colapso del sistema financiero de la zona euro en las actuales circunstancias de inestabilidad. Todas se centran en dotar de liquidez ilimitada a las entidades financieras con la esperanza última de que estas abran el grifo del crédito a la economía real.

Primera medida. Ampliará la barra libre de liquidez a la banca a periodos no vistos hasta el momento. Ha anunciado dos subastas con vencimiento en 36 meses; la primera se celebrará el próximo 21 de diciembre y sustituye a la de 12 meses anunciada el pasado 6 de octubre por su antecesor Jean-Claude Trichet.

Esta medida permitirá cubrir todos los vencimientos de deuda de las entidades financieras durante los próximos tres años, sus balances quedarán arreglados de una tacada, sin necesidad de refinanciarse a través de las clásicas subastas semanales o trimestrales del banco central. En todo caso, el BCE deja la puerta abierta a que le devuelvan los préstamos a los 12 meses, sin necesidad de esperar los tres años completos.

Segunda medida. El BCE ha ampliado el abanico de los activos que admite como garantía para prestar la liquidez. Ahora admitirá bonos de titulización con una nota de A (hasta ahora los aceptaba, pero tenían que tener triple A) y, la gran novedad, créditos hipotecarios y a pequeñas y medianas empresas. Además, abre la puerta a que otro tipo de créditos pueda ser aceptado siempre que hayan recibido el visto bueno del banco central del país de la entidad financiera; por ejemplo, el Banco de España en el caso de las entidades españolas.

Draghi ha explicado en rueda de prensa que esta medida sobre los colaterales beneficia a las pequeñas y medianas entidades. Y es que estas no suelen tener en balance activos como cédulas hipotecarias -al menos, no en la gran cantidad con la que cuentan los grandes bancos- y que precisamente son las entidades de tamaño mediano las que aportan más crédito a la economía real.

Tercera medida. Se rebaja la ratio de reserva de la banca -también conocido como coeficiente de caja-, hasta el 1% desde el 2%, lo que liberará liquidez en el mercado. El coeficiente de caja es el porcentaje de los depósitos que un banco debe tener en dinero contante y sonante. Draghi ha justificado esta decisión debido a la barra libre de liquidez que ha puesto en marcha el BCE: "No es necesario que el sistema de reservas sea el mismo que bajo circunstancias normales de mercado [...]", ha explicado. La medida entrará en vigor el próximo 18 de enero.

Cuarta medida. Suprime las operaciones de ajuste, una medida técnica necesaria para facilitar la liquidez de los mercados monetarios, según ha explicado el presidente del BCE. Las operaciones de ajuste son préstamos o depósitos que el organismo ofrece a a las entidades financieras cuando el mercado registra un exceso o defecto de liquidez.

LOS ESPECIALISTAS

Sobre la intuición

De talentos y talantes

Antonio Pamos

UNA SEMANA ENFOCADA EN EL ECB

Una visión desde los mercados

José Luis Martínez Campuzano

Fiascos Van Rompuy

La UE, del revés

Bernardo de Miguel

El altavoz del Marketing de Escucha Activa: 7 claves de éxito

Tu ADN Digital

Luis Ferrándiz, Nicolás Infer y Nacho Prada

Ver

Asociados
© ESTRUCTURA GRUPO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS S.A.- Miguel Yuste, 42 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 538 61 00