martes, 2 septiembre 2014

Está pasando

La Comunidad Valenciana y Baleares tampoco recaudarán el tributo

Rajoy mantiene Patrimonio, pero él no lo pagará

  • Aguirre salva de tributar por este impuesto a los contribuyentes madrileños
Temas relacionados:

El futuro presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, no tiene intención de suprimir el impuesto sobre el patrimonio que el Ejecutivo de José Luis Rodríguez recuperó para los ejercicios 2011 y 2012. Sin embargo, algunas comunidades -que tienen competencia para fijar una bonificación sobre la cuota- han optado por no aplicar el impuesto en su territorio. Es el caso del Ejecutivo madrileño de Esperanza Aguirre. Así, Mariano Rajoy, que es gallego pero tributa en Madrid, no deberá pagar el impuesto.

El Ejecutivo de Zapatero, al recuperar Patrimonio, elevó hasta los 700.000 euros el mínimo exento. Es decir, solo las riquezas que superen ese umbral estarán gravadas. Rajoy, según su declaración de bienes que publicó el Congreso de los Diputados tiene, entre cuentas corrientes y fondos, 600.000 euros. A esa cifra deben sumarse los bienes inmobiliarios. Además de su vivienda habitual, Rajoy posee un apartamento, un garaje y una oficina en Pontevedra, es propietario de otro piso en Madrid y del 25% de una apartamento en Canarias. El valor de estos bienes también forma parte de la base imponible. Así, el futuro presidente del Gobierno supera el umbral de 700.000 euros exentos en el Patrimonio y, si Aguirre no hubiera fijado una bonificación del 100% sobre la cuota, pagaría el tributo. En concreto debería abonar en torno a unos 1.000 euros.

Paradójicamente, la recuperación del impuesto sobre el patrimonio que se aprobó en el Congreso con ningún voto en contra, no afectará a la mayoría de diputados, cuya residencia fiscal está en Madrid. El domicilio fiscal se determina en función del lugar donde los contribuyentes pasen más de 183 días al año. Alfredo Pérez Rubalcaba, que defendía crear un impuesto sobre la riqueza, es otro de los políticos que se beneficiará de la bonificación de Aguirre. El candidato socialista en las últimas elecciones generales posee en torno a un millón de euros y, por tanto, también debería tributar por el impuesto sobre el patrimonio.

El hecho de que el Ejecutivo madrileño haya optado por no aplicar este tributo, desbarata todas las previsiones de ingresos que realizó en septiembre el Ministerio de Economía, que confiaba en que la recuperación del tributo aportaría unos 1.000 millones adicionales al año. Sin embargo, sin la participación de Madrid, esta cifra se reducirá en 300 millones ya que la mayoría de rentas altas residen en la capital.

División entre las comunidades

La Comunidad Valenciana tampoco repercutirá el impuesto al establecer una bonificación del 100% sobre la cuota. Ello supone dejar de ingresar unos 100 millones de euros. Y el presidente balear, José Ramón Bauzá, aseguró a este periódico que su Gobierno seguiría los mismos pasos que sus colegas de Madrid y Valencia. En cualquier caso, hay comunidades del PP que tomaron el camino contrario a pesar de que, en su momento, tildaron la medida de electoralista y denunciaron que afectaba a las clases medias.

Como avanzó este periódico, el Ejecutivo de María Dolores de Cospedal sí que recaudará el impuesto sobre el patrimonio en su territorio. Prevé ingresar unos 15 millones de euros. Otras regiones del PP como Galicia, Extremadura, Cantabria o Castilla y León también aplicarán el impuesto que grava la riqueza neta de los contribuyentes.

De hecho, el partido de Rajoy, si bien rechazó la recuperación del tributo, se abstuvo en la votación celebrada en el Congreso. Cristóbal Montoro, el portavoz económico del PP, señaló en septiembre en su intervención en el Foro CincoDías que, si su partido ganaba las elecciones, "dejarían morir el impuesto". Así, los contribuyentes con un patrimonio neto superior a 700.000 euros a 31 de diciembre de este año pagarán el tributo en función de la comunidad en la que residan. Si bien ya parece inevitable que el impuesto se mantenga para el ejercicio 2011, fuentes del PP no descartan que se suprima para el próximo año. En cualquier caso, hoy por hoy, el futuro Gobierno tiene asuntos más urgentes que tratar.

Aumentan los cambios ficticios de residencia fiscal

El impuesto sobre el patrimonio se aprobó en 1977 y, si bien tenía "un carácter extraordinario", se mantuvo hasta 2008, cuando el Ejecutivo socialista lo eliminó por "penalizar a las clases medias y resultar ineficiente". De hecho, los asesores fiscales coinciden en que los realmente ricos no tributarán. Una fórmula muy utilizada para sortear el impuesto pasa por enmascarar a través de empresas el patrimonio personal. Los asesores fiscales consultados por este periódico reconocen que muchos contribuyentes también buscan fórmulas para fijar su residencia fiscal en Madrid y, así, evitar el pago del tributo. En el impuesto sobre el patrimonio, a diferencia del de sucesiones, el contribuyente debe aplicar la normativa de la comunidad en la que resida, con independencia del lugar donde se ubique su patrimonio. Por ejemplo, el propietario de un centenar de pisos en Barcelona no pagará ni un euro por patrimonio si fija su residencia fiscal en Madrid.

LOS ESPECIALISTAS

El traje beige de Obama

Vistiendo a Gatsby

Elitista

¿SUBIRAN ALGUNA VEZ LOS TIPOS DE INTERES?

Una visión desde los mercados

José Luis Martínez Campuzano

Ver

Asociados
© ESTRUCTURA GRUPO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS S.A.- Miguel Yuste, 42 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 538 61 00