martes, 2 septiembre 2014

Está pasando

Norberto Mateos. Director general de Intel

"Los españoles somos demasiado cómodos"

  • Cree que la gran empresa no puede dejar de invertir en tecnología porque es su fuente de productividad

Sin llegar a la cuarentena, Norberto Mateos (Madrid, 1973) dirige Intel, una de las grandes multinacionales tecnológicas en España. Este ingeniero de telecomunicaciones y MBA por el IE Business School también ha pasado por Oracle y por la matriz de Intel en Portland (EE UU), donde se ha empapado de la forma de trabajar de la compañía.

¿Cómo evoluciona su negocio ante la mala situación?

En Europa, medianamente bien. Está cayendo respecto al año pasado en consumo. Sin embargo, el sector empresas está yendo algo mejor, aunque en general está plano. La gran empresa se comporta mejor porque no puede dejar de invertir en tecnología, ya que es la fuente de productividad y eficiencia.

"En España preferimos quedarnos con nuestra pyme en vez de crecer"

INTEL 34,780 -0,401%

¿Por qué necesitan las grandes invertir en tecnología?

Se perdería mucho. No queda otra escapatoria. Una de las razones de que los grandes bancos españoles sean líderes es porque han sido capaces de utilizar la tecnología de forma más eficiente que sus adversarios. Cuando Santander ha ido comprando bancos, lo primero que hacía era mejorar la eficiencia gracias a sus sistemas de gestión. El papel del empleado de la empresa es también muy importante. Cuando hablas con BBVA o Repsol ves que está cambiado la forma de relacionarse con el empleado, están moviéndoles a trabajar por objetivos, en su casa. ¿Cómo se hace eso? Solo se puede realizar si se cuenta con unos sistemas más eficientes, en parte apoyados en la tecnología. Si quieres internacionalizar, también necesitas la tecnología. Abre nuevas oportunidades, mejora la satisfacción, el compromiso y del desempeño de los empleados. El Santander es un ejemplo para aprender, con empresas propias diseñadas para generar aplicaciones y soluciones para que el grupo funcione.

¿Por qué no surge una Intel española?

Al final, Intel es una fábrica con 100.000 empleados. Cada fábrica cuesta 2.000 o 3.000 millones de dólares con un periodo de amortización muy rápido, porque se quedan obsoletas. No es fácil acometer inversiones de este estilo. Aunque no hay razones para que en España no surjan ideas. Lo que sí echo en falta cuando miro el entorno de otros países es la actitud emprendedora. En España somos demasiado cómodos a la hora de acometer nuestro futuro profesional y preferimos trabajar en empresas grandes. Hay reticencias a la hora de fusionar pymes para hacer compañías medianas. Cuando nosotros buscamos proyectos en España, encontramos muchos interesantes, pero el problema es su proyección en el futuro. En otros países se sienten más cómodos en proyectar hacia el futuro y al exterior; en España preferimos quedarnos con nuestra pequeña empresa en vez de crecer.

¿Cómo ve el nivel de los ingenieros españoles?

Como ingeniero que soy, creo que carecemos de ganas de hacer las cosas por nosotros mismos. No somos capaces de establecer bien el vínculo entre empresa y universidad. Y no somos capaces de establecer el espíritu emprendedor dentro de la carrera. Hacemos mucho esfuerzo en la educación, dedicamos más horas que otros países, pero luego vemos que no estamos especializados y los conocimientos se olvidan. Presentar proyectos, colaborar y tener un pensamiento crítico son áreas que no se han trabajado tanto.

¿Qué cambio debe tener entonces la universidad española?

Los contratos de prácticas que se hacen en España son más escasos que en otros países. En EE UU he visto que hemos tenido mucha gente en rotación. Aquí, los universitarios no lo buscan y las universidades, tampoco.

¿Cuál es el espíritu de Intel?

Uso intensivo de capital y asumir muchos riesgos. Un espíritu de continuo cambio, de superación, de estar siempre atento a lo que está pasando. Intel es una compañía que te da el reto de cambiar de entorno de trabajo de forma constante, los proyectos duran dos o tres años y luego entras en otro. Y nadie te garantiza que en lo que estás trabajando vaya a seguir adelante, porque son muchos proyectos en paralelo. La gente tiene que cambiar a otras áreas cuando se cae su tarea. Por tanto, es importante el conocimiento, pero también la flexibilidad de las personas a la hora de enfrentarse a nuevos retos. Yo entré en 2000, justo con la burbuja de internet, y a los tres meses me cambiaron de cometido.

¿Y fomentan la movilidad?

La movilidad también es una forma de desarrollo personal y profesional. Es una oportunidad que le damos a los empleados, incluso a corto plazo, a tres meses. Se busca esa diversidad tanto desde el punto de vista de enriquecer como de aportar.

¿Los ingenieros españoles tienen visión empresarial?

En mi caso, no había nada en la universidad que me invitara a iniciar una aventura. Una parte muy importante de mis compañeros acabó en las grandes operadoras o empresas. Gente muy capaz y muy válida, que no está mucho más lejos que cuando comenzaron hace más de una década. Probablemente, los que hayan empezado su propia empresa será a quienes a la larga les vaya mejor, aunque el camino sea más difícil, porque ideas felices son muy difíciles de encontrar, hay que trabajar y perseverar mucho.

Nuevos tiempos para la tecnología

Mateos hace su apuesta sobre el futuro de la tecnología, lo que veremos en los próximos años. "Lo primero será la experiencia del usuario, cómo interactúo con los sistemas, que reconozca mis gestos, mi cara, o que la batería tenga mucha duración. Después, lo que llamamos consistencia, es decir, que si tengo cuatro dispositivos no quiero tener cuatro entornos distintos, quiero que mis aplicaciones funcionen de forma parecida en todos los dispositivos, que pueda intercambiar información. Y por último, la seguridad, porque cada vez exponemos más de nuestra vida en internet". Además, Intel ha apostado por el ultrabook, entre una tableta y un portátil. "El futuro pasa por diseños atractivos, de poco peso, que arranquen instantáneamente, que estén siempre conectados, con características de los móviles".

LOS ESPECIALISTAS

¿SUBIRAN ALGUNA VEZ LOS TIPOS DE INTERES?

Una visión desde los mercados

José Luis Martínez Campuzano

Ver

Asociados
© ESTRUCTURA GRUPO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS S.A.- Miguel Yuste, 42 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 538 61 00