miércoles, 17 septiembre 2014

Está pasando

Nueva reconversión de la banca europea

La crisis hace mella en la gran banca

Deutsche Bank revisa a la baja sus previsiones de beneficio para este año

El banco alemán anunció ayer que no alcanzará sus previsiones para este ejercicio, en el que preveía ganar 10.000 millones de euros brutos. Además, avanzó que recortará 500 empleos debido a las turbulencias provocadas por la crisis de la deuda soberana. Esta reducción afectará a su división de banca de inversión, sobre todo fuera de Alemania. Para el tercer trimestre, el banco que preside Josef Ackermann prevé realizar unas amortizaciones por valor de 250 millones por su exposición a la deuda griega. En el segundo trimestre ya realizó unas amortizaciones por el mismo motivo de 155 millones. En el primer semestre, Deutsche se apuntó un beneficio antes de impuestos de 4.799 millones. Por su parte, el suizo UBS afirmó ayer que espera lograr un "modesto" beneficio neto en el tercer trimestre del ejercicio. Esta ganancia incluye el impacto de una pérdida anotada de 1.470 millones de euros, como consecuencia del escándalo ocasionado por Kweku Adoboli, un operador en Londres que llevó a cabo operaciones no autorizadas.

Société Générale reduce en 4.300 millones su cartera de 'activos tóxicos'

DEUTSCHE BANK AG 34,001 -0,530%
BNP PARIBAS 53,370 -0,320%
SOCIETE GENERALE 40,800 -1,200%
CREDIT AGRICOLE 11,810 -0,210%

La entidad francesa ha reducido su cartera de activos tóxicos en un importe de 4.300 millones de euros durante el tercer trimestre de este año. Société Générale precisó ayer que no prevé que este recorte tenga un impacto en sus beneficios. Société Générale aclaró que sus necesidades de liquidez para 2012 se cifran entre 10.000 y 15.000 millones de euros, una cantidad que representa la mitad de los vencimientos del actual ejercicio. Añadió que estas "pueden ser completamente cubierto a través de bonos o colocaciones privadas estructuradas". La entidad presidida por Frédéric Oudéa explicó que no tiene riesgos significativos de exposición a la deuda soberana de Irlanda y Portugal e insistió en que su exposición a la deuda de Grecia asciende a 900 millones. Además de disminuir el peso de los activos tóxicos en su cartera, el banco galo está reduciendo la deuda colateralizada -paquetes de bonos o hipotecas que fueron comunes en el auge del crédito antes de 2007-, que liberarán hasta 1.300 millones de euros en capital.

BNP Paribas tiene más exposición a deuda de Italia y Bélgica que de Francia

La banca francesa concentra ahora toda la atención del mercado, después de que los problemas de Dexia hayan puesto de manifiesto la difícil situación por la que pasan las principales entidades acreedoras de Grecia. BNP paribas, dirigida por Baudoin Prot, cifra en 4.000 millones de euros su exposición a la deuda helena, de los que ya ha dotado 500 millones y asegura que tendría capacidad para asumir una quita mayor del 21% comprometida. De hecho, la entidad confía en poder recapitalizarse por si sola, a pesar de que su exposición a la deuda de Italia y Bélgica -de 20.800 y 17.100 millones de euros- es incluso superior a sus riesgos con la deuda francesa, por 15.000 millones. Para Goldman Sachs, BNP Paribas es menos vulnerable ante la crisis de deuda que sus homólogos franceses gracias a un mejor nivel de capitalización, un menor coste de financiación y a un menor riesgo de pérdidas adicionales por la actualización a precio de mercado de su cartera de deuda.

Crédit Agricole rompe su alianza con Ipar Kutxa "por la situación de los mercados"

La crisis de deuda está interfiriendo en los planes de expansión de Crédit Agricole, que comunicó ayer la ruptura unilateral de la fusión con Ipar Kutxa, una cooperativa de crédito con sede en Euskadi. Crédit e Ipar Kutxa ya tenían avanzado el proyecto, anunciado en mayo pasado. Bankoa, filial vasca de la multinacional francesa a través de la que se materializó el acuerdo, señaló ayer a la CNMV que la operación no se llevará a cabo "por la situación de los mercados financieros, agravada sustancialmente en las últimas semanas", La entidad añadió que "las condiciones actuales no son las más propicias" para la fusión, que hubiera generado un grupo con unos activos totales de 5.300 millones de euros, 677 trabajadores y 132 oficinas las redes comerciales de Ipar Kutxa y Bankoa son complementarias, no necesitan ajustes. Fuentes de Ipar Kutxa entienden que la marcha atrás de Crédit Agricole forma parte de su estrategia para la reducción de la deuda en 50.000 millones hasta 2012. Desde la cooperativa ven con "pena" la ruptura de la alianza.

LOS ESPECIALISTAS

¿QUE LE FALTA A JAPON?

Una visión desde los mercados

José Luis Martínez Campuzano

Ver

Asociados
© ESTRUCTURA GRUPO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS S.A.- Miguel Yuste, 42 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 538 61 00