lunes, 20 octubre 2014

Está pasando

Vida profesional

La colegiación de los abogados se dispara por la Ley de Acceso

  • Los licenciados antes del 31 de octubre de 2011 tienen dos años para inscribirse.
Temas relacionados:

La entrada en vigor, el próximo 31 de octubre de este año, de la nueva Ley de Acceso a la Abogacía, que modificará la fórmula de entrada en la profesión, ha disparado la colegiación de los letrados. Si hasta ahora, a todos los licenciados en Derecho que querían ejercer les bastaba con terminar la carrera y hacerse miembro de un colegio de abogados, a partir del próximo mes las reglas del juego cambiarán y se endurecerán exigiendo una nueva formación de posgrado.

De este modo, quienes no se colegien en el periodo transitorio de estos próximos dos años, que especifica la ley, no les quedará más remedio que cursar el máster obligatorio de 60 horas lectivas más otras 30 horas de prácticas y aprobar luego el examen. Ante esta situación, muchos abogados están aprovechando para ponerse al día con sus respectivos colegios y pagar la cuota de inscripción, lo que está contribuyendo a suavizar la maltrecha economía de las organizaciones colegiales, mermadas este año por los retrasos de los pagos en justicia gratuita.

Periodo transitorio de dos años

Desde el Consejo General de la Abogacía Española (CGAE), no obstante, se advierte que aunque la entrada en vigor de la nueva norma comienza el próximo 31 de octubre de 2011, el periodo transitorio para colegiarse permanecerá abierto hasta octubre de 2013. "La ley especifica que todos los abogados y licenciados de Derecho que han obtenido la licenciatura antes del 31 de octubre de 2011 tienen dos años para incorporarse a la profesión y colegiarse sin necesidad de cursar el máster, tras ese momento quien no lo haga tendrá que cursarlo", ha explicado a CincoDías Carlos Carnicer, presidente de Consejo General de la Abogacía Española (CGAE).

En este sentido, el presidente de los abogados españoles precisa que quienes tengan expectativa de trabajar en un despacho o en un consejo de administración se han colegiado. "Algunos otros piensan que podrán tenerlas en un futuro inmediato y se van a matricular también", manifestó.

En cualquier caso, la subida de las inscripciones ha sido considerable en la mayoría de los colegios profesionales de abogados. En el de Madrid, el incremento en lo que va de año ha sido del 95,8% respecto al mismo periodo del año anterior. "Se ha pasado de 1.531 nuevos colegiados en el primer semestre de 2010 a 2.999 en los seis primeros meses de este año", según han explicado.

En Barcelona, Valencia, Bilbao, Málaga y Sevilla, por citar solo algunos ejemplos, se ha seguido la misma trayectoria. En la Ciudad Condal y hasta agosto se han inscrito 934 nuevos colegiados, mientras que los valencianos han pasado de una cifra de 414 nuevos colegiados en agosto de 2010 a 617 en el mismo periodo de este ejercicio, lo que supone un 49% más con fecha de agosto.

Lo mismo que ha ocurrido en Bilbao, aunque con cifras más moderadas, donde la colegiación se ha incrementado a datos de septiembre en 175 nuevos miembros más en 2011 que en 2010. Por su parte, en Málaga, el número de nuevas inscripciones ha subido también a 252 en los ocho primeros meses del año frente a los 203 colegiados que hubo en agosto de 2010.

Y en Sevilla, con datos a mes de septiembre, ha habido hasta ahora 280 nuevas incorporaciones hasta los 6.739 miembros, lo que supone también un casi 43% más que en el mismo periodo. En general, los incrementos han sido de un 50% respecto a otros años, sin embargo, en los próximos dos ejercicios puede haber un mayor repunte.

Las cifras

2.999 es el número de abogados madrileños que se han colegiado este año, un 95,8% más.

934 letrados en Barcelona han decidido registrarse este ejercicio.

617 inscritos en el Colegio de Abogados de Valencia.

Las cuotas más moderadas para tiempos de crisis

Tras la Ley âmnibus, las cuotas de los colegios profesionales se han ajustado de forma importante, como así se exponía en la nueva norma. Desde comienzos de 2010, la mayoría de las instituciones colegiales tuvieron que reducir de forma significativa el importe que los colegiados deben ingresar para ser miembros y recibir ciertos servicios.

En algunos casos, como en el Colegio de Abogados de Madrid, la cuota de incorporación bajó desde ese mismo ejercicio a 300 euros, una cantidad que sigue vigente en 2011 y que supone una rebaja de 615 euros. De hecho, durante los ejercicios 2007, 2008 y 2009, los colegiados madrileños llegaron a pagar 915 euros.

En Valencia, ser miembro del Ilustre Colegio de Abogados de Valencia (ICAV) cuesta actualmente 1.004,28 euros al año para el caso de los colegiados ejercientes y 561,86 para los no ejercientes. "Hay que tener en cuenta que estas cifras incluyen tanto la tasa del expediente de incorporación como otras cuotas asociadas, entre ellas, las cuotas colegiales del año en curso", explican desde la institución.

El ICAV ha mantenido este año las mismas cantidades que en 2010, y son en todo caso inferiores a años anteriores. Lo mismo ha hecho, el Colegio de Abogados de Málaga, cuyo precio por abogado ejerciente es de 300 euros, sin embargo, la cantidad desciende también a 150 euros para los profesionales, licenciados en Derecho, no ejercientes.

Los derechos que el Ilustre Colegio de Abogados de Sevilla cobra desde enero de 2010 por incorporación ascienden a la cantidad de 292,50 euros. Antes de esa fecha, los colegiados debían abonar por dicho concepto 1.052 euros, casi 760 euros más.

LOS ESPECIALISTAS

Síntomas y tratamiento para curar una analítica web enferma

Tu ADN Digital

Luis Ferrándiz, Eduardo Vázquez y Nacho Prada

ME VISITAN VIEJOS FANTASMAS

Una visión desde los mercados

José Luis Martínez Campuzano

A dónde va la CEOE, con Rosell o sin Rosell

Por la calle de Alcalá

Jose Antonio Vega

¿Jubilación tranquila? Planifique

Eres tú, no tu dinero

Abante Asesores

Ver

Asociados
© ESTRUCTURA GRUPO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS S.A.- Miguel Yuste, 42 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 538 61 00