miércoles, 30 julio 2014

Está pasando

Obligarán a mejorar la oferta española de 'ecommerce'

Amazon.es y Alice.es atacan los nervios de la distribución

Amazon.es y Alice.es atacan los nervios de la distribución

BLOOMBERG

Amazon acaba de abrir su tienda en España. Aunque hasta esta tarde no darán todos los detalles sobre su funcionamiento, ya desde hace días es la comidilla del sector local de la distribución, que vive con una sensación agridulce la llegada del considerado con mayúsculas líder mundial del ecommerce. Para colmo, Amazon no llega sola. Otra empresa de EE UU puntera en este terreno aterrizará también con pocos días de diferencia. Se trata de Alice.com, un sitio donde comprar productos básicos del hogar. Los mismos que en un supermercado tipo Mercadona, Carrefour o Hipercor, pero que lo hace conectado directamente a las marcas con el cliente, y prometiendo ahorros importantes de tiempo y dinero.

Vamos, que muchas empresas como El Corte Inglés, deben estar pensando que se hace realidad aquel dicho de "si no quieres una taza, toma dos". Y es que el pánico empieza a cundir entre muchas tiendas online españolas que temen no poder competir contra un gigante como Amazon, que solo en el último trimestre facturó 9.910 millones de dólares, un 51% más que en el mismo periodo de 2010.

Para muchos expertos, los temores son lógicos porque Amazon vende igual libros que CD, que equipos de electrónica de consumo que juguetes. "También está entrando en productos frescos y ha creado un club de compra privada", relata Nacho de Pinedo, consejero delegado del Instituto Superior para el Desarrollo de Internet. Vamos, que no hay sector del comercio que se le resista.

AMAZON.COM, INC. 321,240 0,388%

Un directivo español ligado al sector de gran consumo, y que prefiere no revelar su nombre, explica a CincoDías que los supermercados españoles están preocupados por la llegada de Alice y que algunos están llamando a algunos fabricantes de las marcas más importantes interesándose sobre si van a estar o no en Alice.es. "No puedo hablar de presiones, pero algo de eso hay cuando un cliente tuyo te llama planteándote este asunto", añade.

En su opinión, toda esa preocupación era previsible, pero los jugadores tradicionales de la distribución en España poco pueden hacer para frenar que llegue esta competencia. "Alice es un experimento prometedor, pero abortable; pero Amazon es imposible de abortar". Este periódico intentó ayer recabar sin éxito la opinión de El Corte Inglés, Fnac y Carrefour sobre el impacto que provocará la llegada de Amazon.es y Alice.es.

Para Rodolfo Carpintier, presidente de la incubadora DAD, la entrada de estas dos empresas es "terriblemente positiva", porque va a poner a España en el mapa mundial del ecommerce. "Además, este desembarco va a dar lugar a un comercio online mucho más vivo y capacitado para crear en España empresas más agresivas y que se conviertan en jugadores internacionales, como ya ha ocurrido en el segmento de los outlet online, donde ya tenemos dos empresas de gran proyección internacional como BuyVip (que compró el pasado año Amazon) y Privalia". Carpintier asegura que si esto ha sido posible es por la competencia que ha habido entre ambas y por la entrada en España de Vente-Privee, la inventora de este modelo de negocio.

Así las cosas, este viejo conocido del sector de internet aplaude la llegada de más competencia. Sobre todo si se trata de Amazon y Alice, dos empresas cuyos clientes alaban constantemente su buen servicio. Carpintier defiende que "más allá de los outlet online, el comercio electrónico no ha funcionado igual de bien en España porque hay muchas empresas de tres al cuarto, debido en parte a la falta de competencia". Incluso, las grandes de la distribución más tradicionales como El Corte Inglés o la Fnac, continúa, "van a tener que ser mejores y eso al final solo redundará en beneficio del consumidor, que tendrá una oferta mucho más dinámica y mejor servicio".

De Pinedo añade que Amazon y Alice van a cumplir la importante misión de hacer más grande el pastel digital en España y van a reactivar a muchos agentes que estaban "inexplicablemente dormidos". En el caso de Alice, con un trabajo mano a mano con los fabricantes de productos de consumo, muy alejados del proceso de compra electrónico.

Según este experto, el rápido crecimiento de BuyVip y Privalia, el lanzamiento y éxito de Zara.com, y la llegada de Amazon y Alice son los aldabonazos que España necesitaba para acabar de creerse el enorme potencial del ecommerce. "Hoy las cifras del comercio online en España son reducidas y están por debajo de los países de nuestro entorno, pero la oportunidad es enorme". Además, De Pinedo recuerda que hoy la mitad de las cibercompras que se hacen en España se realizan en webs extranjeras, lo que indica un claro problema de oferta local.

Las cifras

2.000 millones se gastaron los españoles en compras online en el último trimestre, según la CMT, lo que indica que crece a un ritmo del 26%.

10.300 millones de dólares es la cifra de facturación más conservadora de Amazon para el trimestre actual.

310 millones facturó El Corte Inglés en ventas online hace dos años, último dato disponible. La firma tiene 103 millones de visitas anuales a su web.

El creador del Kindle no se comerá todo el pastel

Frente a quienes creen que Amazon puede provocar el cierre de muchas tiendas locales en internet en España, el presidente de DAD aclara que el problema es que en nuestro país hay iniciativas imposibles por tamaño y tendrán que juntarse. Además, insiste en que hay una clara oportunidad para poder rivalizar con Amazon y es la especialización. "Hay gente pequeña que lo está haciendo muy bien y va a poder seguir compitiendo en nichos porque están dando un muy buen servicio, y ahí es donde está la clave".

En opinión de Carpintier, el gran problema del comercio electrónico español es que no estaba dado un servicio lo suficientemente bueno como para que el usuario se sienta cómodo. "Ahora las tiendas online se van a tener que profesionalizar más".

De la misma manera lo ve Nacho de Pinedo, que insiste en la misma idea: "No pensemos que Amazon se lo va comer todo. Siempre existirán iniciativas muy especializadas que cubran nuevas necesidades o incluso las mismas con modelos de negocio alternativos". Y pone un ejemplo, el del sitio 24symbols, una empresa 100% española de distribución de libros electrónicos con un modelo de comercialización diferente. "No cobra por descarga sino por publicidad contextualizada con el contenido del libro. 24symbols es a Amazon lo que Spotify a iTunes", continúa. Así, De Pinedo habla de David y Goliat y afirma que es posible que nazcan Davides en algunas categorías, como Zara, que pueden cerrar importantes espacios a Amazon, a pesar de que esta tiene un tamaño, una inteligencia (su sistema de recomendación) y una logística "impresionantes".

LOS ESPECIALISTAS

Bruselas golpea a Rusia (con cuidado)

La UE, del revés

Bernardo de Miguel

INVERSION Y CONSUMO

Una visión desde los mercados

José Luis Martínez Campuzano

Sin trampa ni cartón

El color de los mercados

Renta 4

Donde no hay análisis hay errores o la importancia de la inteligencia (una vez más)

Inteligencia competitiva

Cátedra de Servicios de Inteligencia y Sistemas Democráticos

Ver

Asociados
© ESTRUCTURA GRUPO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS S.A.- Miguel Yuste, 42 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 538 61 00