martes, 21 octubre 2014

Está pasando

Empleo y Directivos

Mi empresa favorita

  • Google es la firma más atractiva para los universitarios, pero ganan terreno las multinacionales españolas

P. Álvarez / A. Simón

25-06-2011 07:00

Dicen que trabajar en Google es hacerlo como en casa. Condiciones económicas óptimas, opciones sobre acciones para casi toda la plantilla, flexibilidad laboral, formación pagada, ayudas para guardería, subvención para aquellos que compren un automóvil híbrido. Son algunos de los beneficios con los que cuentan los empleados de Google, una de las empresas más admiradas del mundo para trabajar. En Googleplex, así se conoce a la sede de la compañía en Silicon Valley, los empleados disponen de restaurantes al aire libre, donde el menú es saludable y gratuito. El campus cuenta con áreas para descanso y de ocio, con un servicio de masajes, lavandería, tintorería, gimnasio y sala de cine, también admiten perros en la oficina.

Pero lo más valorado, tanto por aquellos que trabajan en la compañía como por aquellos que aspiran a hacerlo, es que cada empleado puede dedicar un 20% de su tiempo a desarrollar sus propias ideas e iniciativas, así como fomentar la movilidad interna para que todos encuentren su lugar dentro de la organización. Una apuesta por la creatividad y por la satisfacción del empleado. Son algunas de las razones por las que los universitarios, sobre todo ingenieros y licenciados en Empresariales, un año más eligen Google como lugar favorito para trabajar. "Es una empresa atractiva porque la ven flexible para trabajar por proyectos y con productos con mucho éxito", explica Rafael Garavito, responsable de ventas de la consultora Universum en España, autores de un estudio sobre los lugares preferidos para trabajar por los universitarios.

Curiosamente, y a pesar de la crisis, las empresas españolas se sitúan a la cabeza de las preferencias de los futuros ingenieros y gestores de empresas.

A pocos sorprende la elección de Google como empresa objeto de deseo para trabajar en ella. Esta opción hace una década hubiera sido impensable. "Pero hay un cambio de mentalidad en los profesionales, sobre todo en los jóvenes, que hace años soñaban con ser funcionarios o con cierta estabilidad en el trabajo, ahora quieren desafíos, descubrir un mundo nuevo, y eso raramente lo ofrece una empresa de corte tradicional, y sobre todo tener flexibilidad laboral", señala Enrique González, director de desarrollo de la consultora Akoras, quien destaca además la importancia que le dan los jóvenes a todos los valores que están cercanos a las personas, como la pasión y la creatividad, además de la brillantez profesional.

"A los jóvenes les influye la marca y los productos que consumen y les gustan", añade Felipe Navío, consejero delegado de JobandTalent, una web de oportunidades de empleo para recién graduados. "En ese campo han surgido nuevos sectores atractivos, lo que pasó con Apple en su momento, ligados a las redes sociales. Lo vemos con Tuenti, una de la más deseada para los ingenieros, o recientemente con Groupon", apunta.

Empresas españolas como Santander, Inditex, BBVA, NH Hoteles, La Caixa, TVE y El Corte Inglés se cuelan en la clasificación de los más demandados por los estudiantes de Empresariales. Es una de las conclusiones del estudio anual de Universum, que ha sido realizado sobre una muestra de 8.854 universitarios españoles.

"El entorno social, de amigos y familia, influye mucho. Por nuestra experiencia, por ejemplo en el País Vasco, prefieren Iberdrola, igual que en Sevilla solicitan más a Abengoa o en Barcelona a Danone", explica Navío.

Desde la consultora se destaca el peso del sector financiero, a pesar de las dificultades por la que pueda estar pasando y su posible mala imagen tras la crisis. "Los universitarios lo siguen asociando a una remuneración alta y donde además se puede promocionar", asegura Rafael Garavito.

"La crisis financiera surge de EE UU, los bancos españoles ha mostrado más fortaleza, no han necesitado de ayudas públicas y eso lo conocen los estudiantes", señala Ignacio Rivas, director de gestión de talento de BBVA. Este banco recibe alrededor de 250.000 currículos al año para 1.142 posiciones en España y 10.569 en todo el mundo. "Además de las buenas perspectivas de desarrollo profesional en el banco, ya que entre el 17% y el 20% de los empleados al año promocionan, la experiencia internacional nos convierte en muy atractivos para los jóvenes. Las nuevas generaciones están pensando en tener una oportunidad para desarrollar su carrera fuera", apunta.

Los ingenieros confían, además de Google, en Acciona, Iberdrola, Dragados, Ferrovial, ACS o Sacyr, a pesar de la exposición de algunas de ellas al sector de la construcción. "Estas empresas españolas se han convertido en concesionarias, no tan ligadas a la construcción, e internacionales", cree el directivo de JobandTalent. "Desde hace años, los universitarios han desarrollado un interés creciente por tener experiencias internacionales. Esto hace que las multinacionales que podemos ofrecer esas oportunidades seamos más atractivas para trabajar", afirma Dolores Sarrión, directora general adjunta de recursos corporativos de Acciona.

En el estudio, también se refleja que el 68% de los recién graduados planea permanecer solo hasta tres años en su primer empleo, utilizándolo como trampolín hacia una oportunidad mejor, frente al 15% que le gustaría quedarse más de 10 años en la empresa.

Lo que los jóvenes están buscando es, ante todo, perseguir su desarrollo profesional y su contribución a la sociedad. "Los jóvenes buscan una gran empresa, líder, con dimensión internacional, un gran proyecto y una gran experiencia, donde pueden aportar, aprender, desarrollarse y crecer", añade José Medina, socio director de la empresa de servicios profesionales Odgers Berndtson. Los valores que buscan, agrega este experto, son fundamentalmente su propio desarrollo personal y profesional, y su impacto y contribución a la sociedad en general. La directiva de Acciona cree que ser "la primera compañía española en apostar decididamente por el desarrollo y la sostenibilidad hace casi seis años" ha aportado una imagen positiva, de valores, a la sociedad.

El estudio también concluye que las grandes auditoras están perdiendo su atractivo, ya que todas ellas han descendido en la clasificación: Deloitte (posición 14), PwC (24), Ernst & Young (31) y KPMG (en el puesto 49 tras haber perdido 19 posiciones). "Es normal que pierdan atractivo porque el modelo de trabajo es demasiado repetitivo y los horarios son interminables", indica Gonzalo, de Akoras. "Los universitarios se plantean si merece o no merece la pena entrar en las auditoras. Creo que la cultura del rigor y del esfuerzo se ha perdido, y obviamente empresas como la nuestra lo sufren", asegura Mario Lara, socio responsable de capital humano de PwC. "El grado de exigencia es alto en este tipo de firmas. Pero el valor que se añade al currículum es brutal. Está excelentemente valorado por el mercado", añade. En España, esta consultora recibe alrededor de 30.000 solicitudes de trabajo al año.

Sin experiencia laboral pero con vida personal. Así resume Purificación Cabezas, responsable del área de carreras profesionales de Esade, la nueva tendencia que marcan los jóvenes. "Por ello prefieren a las empresas que cuidan al trabajador, que tienen beneficios extras, sin horarios interminables, están dispuestos a hacer sacrificios, pero con ciertos límites", señala Cabezas, quien además cree que la innovación y la creatividad es lo más importante, además de compañías con fuertes valores.

La seguridad en el trabajo gana peso frente a los desafíos

A diferencia de años anteriores, los estudiantes españoles destacan en el estudio la seguridad y la estabilidad en el trabajo como su segundo objetivo profesional a largo plazo. Es un atributo que ha ganado peso frente a otros años, donde primaban los desafíos competitivos, el liderazgo o la creatividad.

En cualquier caso, destaca el equilibrio entre la vida profesional y personal como lo más importante. A corto plazo, lo que esperan de su primer empleador es un buen sueldo (para el 28%), las características del empleo (27%) y el ambiente en el trabajo (25%). Sobre su expectativa en el salario, los hombres se muestran más ambiciosos que las mujeres. Ellos piden una media de 22.663 euros anuales y ellas se conforman con 19.672 euros. Los ingenieros esperan también un mayor sueldo que sus colegas de empresariales.

En el informe también se señala que los españoles son los que menos confían en las posibilidades ofrecidas por el mercado laboral en toda Europa. Solamente el 16% considera como alta o muy alta la probabilidad de encontrar trabajo seis meses después de acabar los estudios.

Oportunidades en Europa

Europa es un destino donde, hoy día, los universitarios españoles pueden hacer carrera. Alemania, Reino Unido y Francia, así como los países del Este, ofrecen atractivas posibilidades para iniciar una carrera, asegura Purificación Cabezas, de Esade. "Hay oportunidades y además el permiso de trabajo no cierra puertas, como en Estados Unidos". También las áreas de marketing, logística y ventas cuentan con oferta laboral.

LOS ESPECIALISTAS

Síntomas y tratamiento para curar una analítica web enferma

Tu ADN Digital

Luis Ferrándiz, Eduardo Vázquez y Nacho Prada

ME VISITAN VIEJOS FANTASMAS

Una visión desde los mercados

José Luis Martínez Campuzano

A dónde va la CEOE, con Rosell o sin Rosell

Por la calle de Alcalá

Jose Antonio Vega

Ver

Asociados
© ESTRUCTURA GRUPO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS S.A.- Miguel Yuste, 42 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 538 61 00