domingo, 20 abril 2014

Está pasando

Impacto económico de la tragedia

La producción industrial de Japón, lastrada durante meses

  • El impacto económico de la tragedia en Japón ha comenzado a aparecer. Tras el terremoto y el tsunami, la producción de energía ha registrado un fuerte descenso porque 11 unidades de generación eléctrica fueron apagadas. Sin energía, la actividad económica sufrirá una notable reducción en los próximos meses hasta que la capacidad retorne a un nivel compatible con la demanda.

Fernando Nakagawa

14-03-2011 12:42

Temas relacionados:

En una teleconferencia, Yunosuke Ikeda, estratega de Nomura Securities en Tokio, ha explicado que los frecuentes apagones de energía deben reducir la capacidad de las fábricas en los próximos meses. Y las cadenas de producción de coches de empresas como Toyota, Nissan y Honda son las primeras afectadas.

Aunque muchas empresas tengan anunciada una interrupción preventiva de sus actividades para verificar los efectos del terremoto, Ikeda cree el efecto más grande en las fábricas no será físico - como daños en las construcciones y máquinas. "El mayor impacto será por la falta de electricidad".

Para la institución financiera, la producción de Nissan, por ejemplo, puede sufrir una caída de un 8% - cuando comparada a previsión original - hasta fines de abril. Para Honda, el bajón debe llegar a un 5% y en Toyota, hasta un 3%. "Los apagones van afectar la producción en las regiones próximas de Tokio. Además de las grandes compañías, empresas pequeñas también serán afectadas", ha dicho Yunosuke Ikeda.

Para Nomura Secuties, las unidades de producción eléctrica con petróleo y gas también deben sufrir daños, pero es difícil calcular el impacto en este momento. Los problemas energéticos concentran se en la región nordeste del país y cerca de Tokio. Así, compañías con producción en otras zonas - como Yamaha y Suzuki - están menos afectadas.

Según cálculos de Nomura, un bajón del 25% en la producción eléctrica puede disminuir la actividad manufacturera hasta un 2,5% y en un 5% en el sector no manufacturero. Para los servicios como finanzas, seguros, información y telecomunicaciones, el impacto es más grande: alrededor de un 10%.

LOS ESPECIALISTAS

El asno y el buey

El GEFE

María Graciani

Legislatura desaprovechada

La UE, del revés

Bernardo de Miguel

Ver

Asociados
© ESTRUCTURA GRUPO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS S.A.- Miguel Yuste, 42 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 538 61 00