miércoles, 29 de marzo de 2017

Está pasando:

Vida profesional

El 50% de jóvenes tiene exceso de formación para su empleo

  • El fenómeno se agrava en familias con bajo nivel socioeconómico, según un estudio

Macarena Uceda

23-07-2010 07:00

Imprimir
Temas relacionados:

Un porcentaje importante de la población ocupada presenta una falta de adecuación entre el nivel de estudios alcanzado y el requerido en el puesto de trabajo. A su vez, este desajuste educativo es más frecuente entre los jóvenes. En concreto, sólo un 49% del total tiene una formación adecuada para su puesto (un 32% está sobreeducado y un 19% infraeducado). Si además se obvian los estudiantes que únicamente han alcanzado la educación obligatoria, el porcentaje de población que está más formada de lo requerido en su empleo se dispara hasta más del 50%. æpermil;sta es una de las conclusiones de un estudio presentado ayer en Valencia por la profesora Marta Rahona durante el seminario El rendimiento de la universidad española: causas y consecuencias, organizado por Fundación BBVA y el Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas (IVIE).

A pesar de lo que pueda parecer a primera vista, los hijos de padres con niveles educativos bajos son más propensos a experimentar sobreeducación en su primer empleo, es decir, están más formados de lo necesario. "La forma más eficaz de acceso al empleo son las influencias y los contactos familiares", señala Rahona. Así, las familias con progenitores con niveles de estudios avanzados acceden a su trabajo en circunstancias más ventajosas, lo que lleva a adecuar más sus características formativas a lo exigido en el puesto. Según el estudio, el hecho de que el padre tenga estudios superiores, sea director o gerente de empresa o Administración Pública, trabaje como técnico o administrativo, o sea un trabajador cualificado, aumenta enormemente la probabilidad de encontrar un trabajo acorde con lo estudiado.

Grados o bachilleres

Trabajar en el sector público reduce un tercio la posibilidad de estar sobreeducado

La docente explica que la expansión de la educación universitaria en las últimas décadas ha provocado que "los graduados se vean más afectados por la sobreeducación". Mientras un 42% de los universitarios tiene un nivel de estudios superior al demandado por el mercado, solamente un 0,4% lo posee menor. Sin embargo, y a pesar de esa tendencia, el estudio apunta que la probabilidad de tener una formación excesiva aún es inferior en los universitarios que en grados o bachilleres. Entre estos niveles formativos, el mercado penaliza especialmente a los que tienen un grado medio: seis de cada diez de estos jóvenes está demasiado preparado.

Causas del desajuste

Los motivos que justifican estas alteraciones son el incremento del nivel educativo de la población, los desajustes existentes en la estructura de las ocupaciones y las distorsiones del mercado laboral. Estas circunstancias dificultan el acceso al empleo de los universitarios, devalúan el valor de los títulos académicos, crean un desplazamiento hacia puestos administrativos y disminuyen la ventaja relativa de los titulados. En este contexto, la búsqueda de empleo es determinante, ya que pasado un tiempo son mayores los incentivos del joven a aceptar cualquier trabajo, con independencia de que su nivel educativo supere al que se requiere en la ocupación.

Por otro lado, los resultados muestran que el hecho de trabajar en el sector público reduce la probabilidad de estar sobreeducado a un tercio con respecto a estar empleado en el sector privado.

Por comunidades autónomas, La Rioja, Aragón y Baleares son las regiones que más adecúan la formación de los jóvenes al primer trabajo encontrado, mientras que Asturias, Cantabria y Extremadura son los lugares que menos premian la formación del estudiante.

Las cifras

42% es el porcentaje de universitarios que presenta sobreeducación.

4,5% son los graduados formados por debajo de lo que requiere su puesto.

0,4% son los estudiantes con formación obligatoria y demasiado preparados.

Sólo uno de cada de cinco parados decide estudiar

A pesar del inmenso paro, en el primer trimestre del año, sólo el 17,1% de los desempleados en España -prácticamente uno de cinco- realizó algún tipo de formación, según los datos que el servicio de estudios de la Asociación de Grandes Empresas de Trabajo Temporal (Agett) dio a conocer ayer.

Así, el desempleo alcanzó la cifra de 4.612.700 personas en el primer trimestre de 2010. De entre ellas, 788.200 decidieron efectuar algún tipo de programa de aprendizaje para la mejora y el reciclaje profesional.

Una cifra que tiene un amplio recorrido, a juicio de Agett. Sin embargo, España registró un notable incremento de un 160% en comparación con el tercer trimestre de 2007, es decir, desde la irrupción de la crisis, 485.000 personas comenzaron algún estudio.

En lo que se refiere a la formación continua -las personas de entre 25 y 64 años que siguen con algún programa de aprendizaje durante toda su vida-, España se encuentra en el promedio de la UE, con un 10,4%. En ese sentido, Agett destacó que las mujeres son las más estudiosas, con un 11,3%, en comparación con el 9,6% de sus compañeros.

A juicio de la patronal, existe una relación inversa entre el desempleo y la formación continua. En este sentido, Francisco Aranda, presidente de Agett, subrayó que en los países con menor paro se observa que las personas que siguen formándose siempre superan el 30%.

La patronal apuntó que los países que presentan mayores porcentajes en este sentido en el ámbito europeo son Dinamarca, Suecia, Finlandia, Reino Unido y Holanda. En el lado opuesto, encabezan el ranking del furgón de cola Grecia, Italia, Francia, Irlanda, Portugal y Bélgica.



seguir a cinco días

Recibe más contenido de Cinco Días. Suscríbete a nuestras newsletter aquí

Cinco Días

Cinco Días

Cinco Días

BLOGS

La confianza en Europa cotiza al alza.

El puente

Alexis Ortega

Los perfiles que más se demandarán en 2017

El blog de trabajo y empleo

Euribor empleo

<

1 de 3

>
© ESTRUCTURA GRUPO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS S.A.- Miguel Yuste, 42 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 538 61 00

Webs de PRISA

cerrar ventana