miércoles, 29 de marzo de 2017

Está pasando:

Rendimiento neto medio de 12.000 euros

Los pequeños empresarios declaran ganar lo mismo que un 'mileurista'

  • Siete de cada diez pequeños empresarios asegura a Hacienda que gana igual o menos que un mileurista. El rendimiento neto declarado en el IRPF de 2008 por asalariados y pensionistas alcanzó los 19.300 euros de media, mientras que los autónomos que tributan por el sistema de módulos declararon 11.623 euros de promedio, un 39,4% menos. Gestha, el Sindicato de Técnicos de Hacienda, defiende que los datos ilustran una extensión del fraude fiscal.
Imprimir
Temas relacionados:

Ser un pequeño empresario o autónomo resulta mucho más rentable en términos fiscales que tributar como un asalariado o un pensionista. Esa es la conclusión a la que llega Gestha con los datos del IRPF de 2008 que la Agencia Tributaria publicó la semana pasada.

En ellos se observa que los pequeños empresarios (albañiles, carpinteros, restauradores, entre otros) que aplican el sistema de módulos declaran unos rendimientos netos de 968,5 euros al mes. Aplicar este régimen permite a los microempresarios que facturan menos de 450.000 euros anuales pagar el IRPF independientemente de los beneficios que obtengan. Su factura fiscal se determina a partir de variables como los metros cuadrados de su negocio, el número de trabajadores que tengan en nómina o la electricidad consumida.

Por otra parte, los autónomos también pueden pagar el IRPF a través del sistema llamado de estimación directa, que consiste en determinar la base imponible con el resultado de restar los ingresos de los gastos. Funcionarios de la Agencia Tributaria reconocen que resulta relativamente sencillo inflar los gastos a través de facturas que nada tienen que ver con el negocio y, así, reducir al mínimo los beneficios o, incluso, disimular pérdidas que no existen.

En 2008, el rendimiento neto medio de los contribuyentes que declararon por el método de estimación directa cayó un 10,6%, mientras que el PIB subió un 0,9%. Los autónomos que aplican el sistema de módulos en el IRPF declararon un 0,48% más. Los asalariados, por su parte, vieron como su rendimiento neto se incrementaba un 4,8% en ese ejercicio.

La mayor parte de autónomos, 1,5 millones tributa por el método de estimación directa mientras que unos 647.000 prefieren aplicar el sistema de módulos. Gestha destaca que es en la Comunidad de Madrid donde la diferencia entre el rendimiento neto declarado por un asalariado y por un pequeño empresario o autónomo que tributa en módulos es mayor. Alcanza los 14.128 euros, mientras que la media se sitúa en 7.600 euros. Ello es así, entre otras razones, porque es en Madrid donde el salario medio es mayor.

El sistema de módulos es duramente criticado tanto por los técnicos como por los inspectores de Hacienda, que consideran que permite ocultar fácilmente rentas y sortear sin grandes problemas a la Agencia Tributaria, que cuenta con pocas posibilidades de detectar fraudes tan extendidos.

Pago yo, que a mi me desgrava

Un trabajador por cuenta ajena prácticamente no tiene opciones de engañar a Hacienda, mientras que los autónomos pueden con relativa sencillez sortear al fisco. Por ejemplo, un pequeño empresario fácilmente puede convertir la factura de una cena con amigos en una cena de trabajo.

Aun así, los autónomos contraatacan recordando que la protección social de la que gozan los asalariados (derecho de paro o cobertura por enfermedad) es mucho mayor.

La difícil tarea de reformar el sistema de módulos

No hay Gobierno que no se haya planteado la necesidad de reformar el sistema de módulos por el que tributan buena parte de los autónomos en el IRPF y que, según los inspectores de Hacienda, es "un nido de facturas falsas". Sin embargo, ningún Ejecutivo ha logrado modificar el régimen de los moduleros. Más allá de la posible ocultación de rentas en el IRPF, a la Agencia Tributaria le preocupa el fraude en el IVA.

La estrategia es muy sencilla: el autónomo que tributa en módulos emite un factura por un servicio inexistente a nombre de otro empresario que paga el IRPF por el método de estimación directa o que tributa por el impuesto de sociedades. Esa operación permite que el destinatario de la factura pueda deducirse el IVA y, además, incrementar sus gastos para, así, reducir la base imponible y pagar menos impuestos. Al modulero, por su parte, la emisión de un factura falsa no le supone ningún sobrecoste ya que tributa lo mismo independientemente de su facturación. Todas estas triquiñuelas, según los Técnicos de Hacienda, explican que el rendimiento neto medio de los autónomos sea inferior al de los asalariados y pensionistas.

En cualquier caso, el Gobierno, para contrarrestar los efectos de la crisis económica, aprobó a principios de año una rebaja del 2,5% para los trabajadores por cuenta propia que tributan en módulos para los ejercicios 2009 y 2010.

Además, la subida del IVA que entró en vigor en julio implica que la cuota defrauda por la emisión de facturas falsas se incrementará. Aun así, el nuevo plan contra el fraude que Hacienda presentó en marzo pone la lupa sobre este tipo de fraude fiscal.

La cifra

19,3 millones de contribuyentes presentan la declaración del IRPF. De éstos, el 90% cobran un salario o pensión. El resto son autónomos, profesionales liberales o agricultores.



seguir a cinco días

Recibe más contenido de Cinco Días. Suscríbete a nuestras newsletter aquí

Cinco Días

Cinco Días

Cinco Días

BLOGS

La confianza en Europa cotiza al alza.

El puente

Alexis Ortega

Los perfiles que más se demandarán en 2017

El blog de trabajo y empleo

Euribor empleo

<

1 de 3

>
© ESTRUCTURA GRUPO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS S.A.- Miguel Yuste, 42 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 538 61 00

Webs de PRISA

cerrar ventana