jueves, 24 abril 2014

Está pasando

Varias encuestas afectadas

El recorte del gasto público alcanza a las estadísticas del INE

  • Todos los ministerios y organismos públicos dependientes de la Administración central sufrirán este año la política de ajuste del gasto impuesta con el fin de controlar el desbocado déficit. El INE no será una excepción. De hecho, Economía baraja cómo elaborar el censo de población con el menor coste posible.
Temas relacionados:

El recorte del gasto público alcanza a las estadísticas del INE

CINCO DÍAS

El Instituto Nacional de Estadística (INE) se prepara para encarar este año con un presupuesto un 4,1% inferior (217 millones) la elaboración de la encuesta más importante de cuantas realiza, el censo de población y vivienda 2011. Desde 1981 y debido a su complejidad, este estudio mantiene su periodicidad decenal y se realiza en todos los años terminados en uno. No obstante, el diseño de la muestra y la recogida de datos deben iniciarse este ejercicio.

Por este motivo, y tal y como ha podido saber CincoDías, ya se han producido varios encuentros entre responsables del organismo público y el secretario de Estado de Economía para abordar cuál es la metodología más adecuada para poder seguir haciendo esta estadística sin incurrir en gastos extras. Y es que hay que recordar que durante la recogida de datos del censo de 2001, el INE tuvo que contratar a 42.932 personas para realizar las visitas y entregar los cuestionarios de población y viviendas. De ese modo, y durante unos meses, el INE fue una de las mayores empresas del país por número de trabajadores, sólo por detrás de Telefónica, los dos grandes bancos, o gigantes como El Corte Inglés o FCC.

Muestra o censo

El problema es que desde Economía reconocen que la situación de las arcas públicas hace inviable afrontar de nuevo el gasto de contratar a más de 40.000 personas, por lo que estudian otras alternativas. No en vano, el Consejo de Ministros aprobará el día 29 un plan de austeridad del gasto.

Fuentes del sector constructor aseguran que el Ejecutivo llegó a plantearse no hacer el censo de población 2011 y sustituirlo por una actualización en profundidad del padrón. Sin embargo, Economía ratifica que la encuesta se elaborará, aunque resta por decidir si será mediante un sistema de muestreo o con recogida exhaustiva de información. "Aunque pueda parecer una temeridad pasar de la recogida exhaustiva de información a través de las entrevistas personales a obtener los datos sólo de una muestra de la población y elevar sus resultados al total, países como Francia y Alemania ya realizan sus censos con el sistema de muestreo", explican fuentes conocedoras de las estadísticas del INE. Es más, Alemania no toma datos de población en todos los lander.

Este mecanismo abarata ostensiblemente los costes de la encuesta y no pone en riesgo la calidad y fiabilidad de los resultados, si la muestra es lo suficientemente representativa. Fuentes de Economía subrayan que se está barajando emplear esta fórmula para obtener los datos de población y reducir el número de visitas al inmueble, sustituyéndolas por las nuevas tecnologías. En la recopilación de datos de 2001, si no se lograba contactar con el titular de una vivienda, los encuestadores podían llegar a realizar hasta un máximo de seis visitas a la casa. El departamento que dirige Elena Salgado parece decantarse por combinar las entrevistas personales con la posibilidad de ofrecer a los ciudadanos que faciliten sus datos a través de internet.

Así, todo apunta que el censo de población se hará por un sistema de muestreo, como ocurre en la encuesta de población activa (EPA), aunque el tamaño de la muestra será mucho mayor, llegando a alcanzar incluso el 10% de la población actual (46,6 millones de personas).

En el caso de la vivienda, las mismas fuentes apuestan por que el censo será exhaustivo en todo lo relativo al número y estado de conservación del parque de edificios, pero cuando se trate de describir el volumen y características de las casas, se realizará mediante muestreo. La decisión final ha de adoptarse en breve.

Hacia un sistema mixto de recogida de datos

El censo agrario es otra de las encuestas más importantes que realiza el INE. De periodicidad también decenal, es la encargada de actualizar las características de aproximadamente 1,5 millones de explotaciones repartidas por todo el país. En su edición de 2009 ha decidido optar por lo que los expertos conocen como sistema mixto de recogida de datos. Tal y como explican fuentes del INE, se trata de combinar las entrevistas personales con la toma de datos a través del correo ordinario, el teléfono e internet. "En todas nuestras encuestas económicas, ya desde 2005 la cuarta parte de la información se obtiene a través de internet o vía telefónica, según desee el informante y los resultados son muy positivos", asegura el subdirector general de Muestreo y Recogida de Datos del INE, Carlos Ballano.

De hecho, el pasado 31 de diciembre finalizó la primera fase de recogida de datos del censo agrario y los datos preliminares hablan de que se ha conseguido una tasa de respuesta superior al 70%, uno de los indicadores que mejor mide la calidad y eficiencia de estos nuevos mecanismos de obtención de información estadística. "Aunque uno de los factores que más influye a la hora de decantarse por un sistema u otro es el ahorro de costes, lo importante es la veracidad de la información y la rapidez de publicación de la encuesta", aseguran las mismas fuentes. Una vez culminada esa primera fase, el INE dedicará los meses de enero y febrero de este año a llegar hasta el 100% de las explotaciones agrarias mediante visitas personales de sus agentes para completar la información del censo. "Estudios tan importantes como éste requieren las ventajas del trabajo de campo y la aportación de las nuevas tecnologías", añaden estas fuentes.

LOS ESPECIALISTAS

TIEMPO DE REFLEXION...PASADO

Una visión desde los mercados

José Luis Martínez Campuzano

Ver

Asociados
© ESTRUCTURA GRUPO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS S.A.- Miguel Yuste, 42 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 538 61 00