jueves, 24 abril 2014

Está pasando

CincoSentidos

El respeto a la autoridad del profesor se aprende y se pierde en casa

  • Padres y docentes destacan el papel de la familia para atajar la falta de disciplina y respeto en las clases.

Marisol Paul

17-09-2009 07:00

Temas relacionados:

El respeto a la autoridad del profesor se aprende y se pierde en casa

REUTERS

La sentencia fue histórica. En febrero de 2008, la titular de un juzgado de lo penal de Barcelona condenaba a los padres de un alumno a un año de prisión (no suponía ingreso en la cárcel) por agredir a una docente. Era el primer caso que llegaba a juicio en Cataluña tras la orden del anterior fiscal jefe, José María Mena, de acusar por atentado a funcionario a todas aquellas personas que atacaran a médicos o profesores del sector público.

El Código Penal tipifica como delito las agresiones a los funcionarios públicos cuando se hallen ejecutando las funciones de sus cargos o con ocasión de ellas. Un tratamiento jurídico que la Fiscalía General del Estado recogía en una circular remitida a los fiscales en noviembre del pasado año. Respaldo legal que no evita situaciones de desamparo. Carmen Perona, abogada de la Federación de Enseñanza de CC OO conoce unas cuantas, entre otras la de un profesor que vio colocada su cara en el cuerpo de un actor porno en en la red social Tuenti.

Autoridad en casa

El 31% de los docentes manifiesta falta de apoyo de la Administración

El anunció realizado el pasado martes por la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, de una Ley de Autoridad del Profesorado, que otorga a los maestros la presunción de veracidad, ha abierto el debate sobre el respeto a los maestros. "Si la administración educativa confiara más en el docente no haría falta esta figura. Pero la administración da más credibilidad a los padres y a los alumnos", asegura Carmen Perona. Según las estadísticas del Defensor del Profesor, el 38% de los docentes manifiesta falta de respaldo por parte de la dirección del centro y el 31% por parte de la Administración.

La pérdida de autoridad es elemento de peso del debate. En las aulas y en las familias, destaca el presidente del sindicato independiente Anpe, Nicolás Fernández Guisado. "No podemos pasar del autoritarismo a la relajación total". Una pérdida de autoridad y permisividad excesiva que ha generado un clima de impunidad. "No confundamos la vuelta al palo con el reconocimiento de la autoridad". De una situación en que los profesores pegaban a los niños se ha pasado a alumnos que agreden a los docentes, observa el psicólogo Ángel Peralbo, autor de El adolescente indomable (La esfera de los libros). Cree que si los padres tuvieran más autoridad en casa, el comportamiento de los hijos mejoraría en la escuela, pero advierte que la familia es sólo una variable del problema. "Dar poder a la autoridad académica es sólo una sola parte, pero si no les enseñamos a mediar, a trabajar con el adolescente, a poner límites, no servirá para nada".

El Defensor del Menor de la Comunidad de Madrid, Arturo Canalda, insiste en la necesidad de reconocer "claramente la autoridad del profesor, tanto por parte de los alumnos como de algunos padres que en ocasiones no valoran el importante papel que juegan los profesores en la sociedad y, de forma particular, en la educación de los menores". Por su parte, el Defensor del Pueblo, Enrique Múgica, señalaba a Radio Nacional que la falta de respeto a la autoridad es consecuencia "de un proceso de desvertebración y devaluación de valores", que a su juicio, "hay que restaurar".

"Educar hoy es muy difícil", reconoce Mercedes Coloma, presidenta de Confederación de Padres de Alumnos, Cofapa. Alude a jornadas maratonianas de los padres, a niños sobreprotegidos. "Si un padre no tiene autoridad, es imposible que la tenga el profesor".

En cualquier caso, no hay que generalizar, recomienda el presidente de Anpe. "La mayoría son padres implicados y responsables", asegura Nicolás Fernández Guisado. El presidente de Fapa Francisco Giner de los Ríos, defiende que "la mayoría del alumnado respeta a los docentes y a los padres nos pasa lo mismo". Añade que los centros no son escenario de vandalismo, como algunos sectores quieren demostrar.

Una ley que se amplíe a toda Españaaulas rebeldes

El sindicato Anpe se considera impulsor de la Ley de Autoridad del Profesorado anunciada por Madrid, pero su presidente, Nicolás Fernández Guisado, considera que debe ir acompañada de otro tipo de medidas, que tienen que ver con dejar en manos de los maestros las decisiones académicas, y que debe ser de aplicación en todo el Estado. "No estaría bien el reconocimiento de la autoridad en Illescas Madrid y no en la provincia de Toledo".

Otorgar rango de autoridad a los profesores de la escuela pública está bien porque "la autoritas se ha perdido", según Carmen Perona, aunque a su juicio "no es suficiente, porque se trata de un problema social". Es por lo que aboga por un foro social y remite al Real Decreto que creó el Observatorio Estatal de la Convivencia Escolar, con participación de padres, profesores y alumnos, y que pretende analizar los problemas, mediar y evitar la judicialización de los conflictos y subsanarlos dentro de la comunidad educativa. Esta experta es partidaria de una negociación a nivel estatal y recuerda que hay que hilar muy fino, porque la futura ley puede entrar en conflicto con la protección del menor.

En cuanto a los padres, Francisco Giner de los Ríos, de Fapa, cree que la ley no aporta nada nuevo y que la Comunidad de Madrid debería aportar medidas novedosas frente a lo que José Luis Pazos considera situación de "abandono" de la educación madrileña.

Aulas rebeldes

España se encuentra entre los países europeos con más problemas de disciplina en sus aulas, según la OCDE. Interrupciones durante las clases, absentismo de alumnos o retrasos en la hora de entrada dificultan su trabajo, pero hay comportamientos más serios.

Robos. Un 22% de los profesores de secundaria españoles denuncia robos en las aulas, frente al 15% de media de la investigación llevada a cabo por la OCDE en 17 países europeos y Australia, Brasil, México, Corea, Malasia y Turquía.

Intimidación. El 40,6% de los docentes españoles también sufre intimidación y abuso verbal por parte de los estudiantes, dato que supera a la media del 34,6%.

Daños. El daño físico a otros estudiantes es para el 23,1% de los profesores (15,9% de promedio) otro de los comportamientos que afecta a la enseñanza.

Drogas. El 20,3% de los docentes españoles ve afectado su trabajo por el uso o posesión de drogas y/o alcohol en los alumnos, frente a una media del 10,7%.

LOS ESPECIALISTAS

TIEMPO DE REFLEXION...PASADO

Una visión desde los mercados

José Luis Martínez Campuzano

Ver

Asociados
© ESTRUCTURA GRUPO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS S.A.- Miguel Yuste, 42 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 538 61 00