domingo, 26 octubre 2014

Está pasando

Infraestructuras

El presupuesto de Madrid para las obras olímpicas se dispara un 27%

  • La crisis ha rebajado las pretensiones de ingresos de los promotores de la candidatura olímpica madrileña al mismo ritmo que se ha disparado el presupuesto de inversiones que deberá afrontar la Administración si Madrid es elegida para acoger los Juegos de 2016. Las partidas previstas para las instalaciones han engordado 300 millones de dólares respecto al cálculo de 2008, con subidas entre el 17,2%, que afecta al Estadio Olímpico, y del 547% en que se ha encarecido el Centro de Hockey.

La propuesta de Juegos que Madrid diseñó en el último trimestre de 2007 y ha manejado a lo largo de todo 2008 tiene poco que ver en lo económico con el dossier presentado el pasado viernes en Lausana (Suiza).

Las diferencias son millonarias tanto en el terreno de los ingresos como en las partidas dedicadas a inversión. El problema es que los organizadores esperan facturar menos de lo que creía por patrocinio, merchandising, venta de activos, etcétera, y gastarán unos 300 millones de dólares (214 millones de euros) más de lo que creían en instalaciones deportivas (el dossier se presenta en dólares de 2008 al Comité Olímpico Internacional).

Con las cuentas en la mano, el Estadio Olímpico que debería empezar a levantarse en noviembre de este año se ha encarecido un 17,2%, al pasar de un presupuesto de inversión de 238 millones de dólares a una nueva cifra de 279 millones. Una cuantía a la que aún habrá que sumar otros 7,7 millones de dólares por los últimos retoques que se llevarán a cabo semanas antes del evento.

Estas actuaciones sobre el viejo estadio de La Peineta serán financiadas por el Ayuntamiento de Madrid, al igual que la creación del Centro Acuático, que sube desde los 250 millones de dólares a 260 millones de dólares. Un 4% más al margen de los 6,9 millones adicionales que precisará antes de que el primer nadador se zambulla en la piscina.

Otras obras públicas dan un salto aún mayor en las cantidades estimadas de licitación: el circuito de BMX que promoverá el Ayuntamiento se hará por 17,5 millones de dólares, un 133% más que los 7,5 millones apuntados el año pasado; el canal de remo deja atrás los 80 millones de dólares del primer dossier para colocarse en 86 millones, y el centro de hockey más que quintuplica sus necesidades al pasar de 12 millones de dólares a casi 80 millones.

La inversión total en las instalaciones financiadas con fondos públicos que acogerían la cita olímpica, si Madrid triunfa el próximo 2 de octubre, asciende a 1.359 millones de dólares, más 64 millones en reformas de última hora. Una cifra un 27% superior, los citados 300 millones de dólares, a los 1.125,75 millones que Madrid 2016 señaló en su cuestionario de ciudad candidata presentado hace sólo un año.

El diseño se paga

Consultada por estas diferencias, la entidad que promueve la candidatura, Madrid 2016, explica que el alza se debe a la decisión de dar un salto de calidad en el diseño y a un mayor afinamiento en las estimaciones. 'Varios diseños han salido a concurso en 2008 a través del Colegio de Arquitectos de la Comunidad de Madrid y una mesa de especialistas eligió las mejores ideas', dice Gerardo Corral, director financiero de Madrid 2016, 'la excelencia en los proyectos ha aumentado el precio'.

El ejecutivo asegura que Administración Central, Comunidad de Madrid y ayuntamiento, responsables y financiadores de la mayoría de las obras, han estado de acuerdo en pagar más por conseguir un plan competitivo en lo que se refiere a instalaciones singulares.

Otros argumentos en los que se apoyan los organizadores señalan que el 77% de los deportes olímpicos disponen ya de sede acabada o en fase de construcción en Madrid, además no es necesaria la adquisición de terrenos. Una ventaja competitiva que habla de lo que se ahorrará frente a otras candidaturas y de que no habría problemas para llegar a la jornada inaugural con los deberes hechos.

'Para la financiación de las obras necesarias se han obtenido las garantías de los organismos competentes, confirmando los importes que deben financiar y el porcentaje del coste total de los trabajos para las instalaciones de cada sede', cita el dossier.

Tras la presentación del documento, un jurado del Comité Olímpico Internacional (COI) revisará las propuestas empezando por Chicago, del 4 al 7 de abril; el dossier de Tokio será repasado del 16 al 19 de abril; Río pasa el examen entre el 29 de abril y el 2 de mayo, y el turno de Madrid llega el 5 de mayo.

Ese grupo emitirá un informe en septiembre y la ciudad ganadora se dará a conocer el 2 de octubre en Copenhague (Dinamarca). Si Madrid se impone, el comité organizador contará con un presupuesto de 2.127 millones de euros. Una cantidad a la que se sumarán otros 2.742 millones de financiación externa. Río de Janeiro, la que tiene más por hacer, ya ha declarado que su plan está valorado en unos 11.000 millones de euros.

Miles de casas en régimen de alquiler

Las 46 hectáreas de suelo sobre el que se asentará la futura Villa Olímpica, a 500 metros de La Peineta y proyectada para unos 17.000 atletas, pertenecen a la Administración. Su construcción, presupuestada en más de 1.300 millones de dólares, se ejecutará tras un proceso de licitación internacional que debería resolverse en febrero de 2012.

Tras el evento, este desarrollo dotará a Madrid de vivienda social en régimen de alquiler, quedando un 15% de las casas reservadas a atletas. Otra parte de esta infraestructura se destinará a dos hoteles, zonas comerciales y oficinas.

Caen las aspiraciones sobre el patrocinio

El mal momento económico ha obligado a revisar a la baja algunas partidas significativas de ingresos respecto al plan del año pasado. Madrid 2016 trabaja ya en la captación del interés de potenciales patrocinadores por si la capital española se convierte en ciudad organizadora de los Juegos. La esperanza es que respondan telecos, bancos y constructoras.

Hace un año la oficina de la candidatura calculaba que podría captar unos 430 millones de dólares por el patrocinio local de primer nivel, más 285 millones de dólares por parte de los proveedores oficiales.

La suma se eleva hasta los 715 millones de dólares, bastante más de los 656 millones que señala el dossier definitivo. Esa caída superior al 8% se debe a los 105 millones de dólares menos que se prevén recaudar de los mecenas locales de primer nivel.

De las grandes telecos y bancos se esperan las mayores aportaciones en patrocinio local, con 85,2 millones de dólares por sector. Según el presupuesto, las constructoras pondrán sobre la mesa 60 millones, el sector de la distribución participará con 45 millones y las firmas deportivas con unos 40 millones de dólares.

La venta de merchandising, sellos, monedas, juguetes, ropa, etcétera, tampoco será un negocio tan lucrativo como se pensaba hace 12 meses. La primera estimación hablaba de una facturación de 163 millones, un 25% más que los 122 millones de dólares que se han presupuestado ahora.

Los ingresos por las entradas permanecen prácticamente inalterables en 507 millones de dólares a lo largo de la competición. A siete años de la celebración de los Juegos se cree que se colocarán seis millones de localidades de las 7,9 millones disponibles (el 76,5%).

El evento estrella, por precio, será la ceremonia inaugural. Viendo la evolución de las últimas Olimpiadas, se calcula que una entrada ese día en el Estadio Olímpico costará entre 490 y 840 dólares. El acto de clausura irá de 280 a 560. Y eventos de primer nivel, como una final de atletismo o baloncesto, cotizarán entre 36 y 249 euros.

LOS ESPECIALISTAS

¡BEACON! Tecnología de corto alcance para móviles

Tu ADN Digital

Luis Ferrándiz, Eduardo Vázquez y Nacho Prada

Rajoy no sueña con Europa

La UE, del revés

Bernardo de Miguel

¿LES GUSTA EL ORO?

Una visión desde los mercados

José Luis Martínez Campuzano

Ver

Asociados
© ESTRUCTURA GRUPO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS S.A.- Miguel Yuste, 42 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 538 61 00