jueves, 23 de marzo de 2017

Está pasando:

Banca

Obama abronca a Wall Street

  • El presidente de EE UU dice que los bonus de unos18.400 millones de dólares (14.225 millones de euros) con los que los banqueros se han recompensado la labor en 2008 son "el colmo de la irresponsabilidad"
Imprimir
Temas relacionados:

El interventor del estado de Nueva York hizo público que según los datos de su departamento, la banca de Wall Street ha concedido a sus empleados bonus por un valor estimado de 18.400 millones como compensación a su trabajo en 2008. Aún siendo una cantidad un 44% más baja que en 2007, es la sexta más alta en la historia y es similar a la de 2004, un año muy distinto económicamente. Según el portavoz de la Casa Blanca, Robert Gibbs, la palabra que Obama utilizó para describir la situación fue "indignante".

Pero el presidente tenía más que añadir. A última hora del día y tras una reunión con su equipo económico Obama recibió a los medios para reafirmar su confianza en la próxima puesta en marcha de un estímulo económico y un plan para que vuelva fluir el crédito. Aquello no fue más que un preámbulo del rapapolvo.

Enérgico y sin andarse con más rodeos, Obama dijo que los bonus le parecían "el colmo de la irresponsabilidad. Una vergüenza". El presidente recordó que en 2008 la mayoría de las entidades estaban al borde del colapso y pidieron dinero a unos contribuyentes que se han encontrado en la difícil situación de prestar esa ayuda "para evitar que el sistema se les cayera encima".

Aunque algunos responsables de banca ya han renunciado a sus bonus y se han rebajado el sueldo, Obama dijo ayer que el Gobierno "va a tener que hablar con la gente de Wall Street que están pidiendo ayuda para que muestren control, disciplina y algún sentido de la responsabilidad".

De acuerdo con el nuevo inquilino de la Casa Blanca, los americanos "entienden que estamos en un gran agujero y tenemos que salir de él pero no les guata la idea de que haya gente que esté cavando un agujero aún más grande cuando les estamos pidiendo que lo cierren".

La bronca de Obama coincide con la preparación por parte del gobierno de una estrategia para dinamizar el crédito algo que se concretará en una nueva ronda de ayudas a la banca con los 350.000 millones de dólares del TARP, el Plan de Henry Paulson de ayuda a las entidades financieras. La profundidad de la crisis económica y el aumento del paro además de la gestión previa del TARP han hecho que este plan sea cada vez más impopular. Los bonus no son más que leña a este fuego.

"Habrá tiempo para tener beneficios y para tener bonus, pero ese momento no es ahora", sentenció Obama quien además añadió que el secretario del Tesoro ha tenido que llamar la atención a una institución para que no comprara un jet privado justo cuando estaban recibiendo dinero del TARP. Se trata de Citigroup, un banco que negociaba la compra de un avión de 50 millones de dólares cuando ha sido uno de los mayores receptores de dinero público. "Nosotros no deberíamos hacer esto porque ellos deberían saber lo que tienen que hacer", explicó el presidente.



seguir a cinco días

Recibe más contenido de Cinco Días. Suscríbete a nuestras newsletter aquí

Cinco Días

Cinco Días

Cinco Días

BLOGS

Entrevista con Elena Pisonero Ruiz, Presidenta de Hispasat

Líder ante el espejo

Antonio Núñez Martín

14 trucos para arruinar tu entrevista de trabajo

El blog de trabajo y empleo

Euribor empleo

... y todos parecen haberle entendido.

El puente

Alexis Ortega

<

1 de 3

>
© ESTRUCTURA GRUPO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS S.A.- Miguel Yuste, 42 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 538 61 00

Webs de PRISA

cerrar ventana