miércoles, 29 de marzo de 2017

Está pasando:

Hacia un nuevo orden financiero

Los promotores llevan la morosidad de la banca al máximo en diez años

  • En apenas tres meses, los créditos impagados del sector promotor se han duplicado. Al cierre de junio ascendieron a 6.202 millones de euros, un 1,98% de la cartera total. En marzo representaban 2.850 millones -un 0,92%-, según el Banco de España. Mientras, la morosidad total de la banca se situó en julio en el 2,15%.
Imprimir
Temas relacionados:

Primavera nefasta para la banca. En apenas tres meses, el sector financiero ha visto cómo se duplicaba la morosidad de los promotores.

Al cierre de marzo, el 0,92% de los préstamos concedidos a estos empresarios no era recuperado. O dicho en cifras absolutas, 2.851 millones de euros.

Al acabar el primer semestre, el Banco de España contabilizaba una tasa de impagados en los créditos otorgados para actividades inmobiliarias del 1,98%, hasta 6.203 millones de euros. Más del doble que tres meses antes.

La dudosidad de las inmobiliarias en junio es la más alta desde 1999, cuando el Banco de España comenzó a publicar el dato

Esta cifra, sin embargo, no incluye el descalabro de Martinsa Fadesa. La mayor suspensión de pagos de la Historia empresarial española se firmó el pasado 14 de julio y, por tanto, no aparece todavía en las estadísticas ofrecidas por el supervisor.

Con todo, la cota anotada al cierre del primer semestre ya es la más alta desde que el Banco de España comenzó a contabilizar los impagos de los promotores, allá por 1999. El mínimo, en cambio, se registró en diciembre de 2006, cuando los impagados del sector apenas eran el 0,26% de la cartera. Desde entonces, esta magnitud no ha dejado de deteriorarse.

En los meses de abril, mayo y junio del presente ejercicio el crédito para actividades inmobiliarias se mantuvo inalterado. Sólo subió un 0,6% y contabilizó al cierre del trimestre 313.176 millones de euros.

Las entidades más perjudicadas por esta sangría son las cajas de ahorros. En tres meses han pasado de afrontar morosos por 1.901 millones de euros, o un 1,12% del total, a 4.536 millones, o un 2,65%. A la vez, en este periodo, su saldo vivo de préstamos para actividades inmobiliarias sigue casi idéntico. Sumó 171.036 millones, sólo un 0,5% más que en el primer trimestre.

Los bancos perciben el deterioro de la capacidad de repago de los promotores de forma algo menos acusada. En su caso, han pasado de anotar impagados por 671 millones (0,53%) a 1.207 millones (0,94%). El volumen de préstamos aumentó en tres meses un 0,6%, hasta 128.483 millones de euros.

Evolución de la dudosidad

El Banco de España también informa de la evolución de la morosidad de los préstamos otorgados por el sistema financiero hasta julio a empresas y particulares. Entonces, este dato alcanzó el 2,22%, o 40.840 millones, frente al 1,70% de un mes antes.

Si se desagregan los impagados de los establecimientos financieros de crédito (EFC) -cuyas tasas de impagados son sensiblemente superiores a las de bancos, cajas y cooperativas-, los dudosos suponían el 2,15% de la cartera, hasta 38.034 millones. En junio, en cambio, eran el 1,65%.

No obstante, estos niveles se encuentran todavía lejos de los porcentajes alcanzados a mediados de los noventa. Entonces, la quiebra de Banesto y la recesión económica llevaron la morosidad de la banca al 8,69%.

Las hipotecas crecieron un 7,9% en julio, la mitad que un año antes

El importe de las hipotecas existentes en España creció en julio el 7,9%, una cifra que supone menos de la mitad del incremento registrado un año antes (18,8%) y que confirma la ralentización de la concesión de préstamos ante la falta de confianza que sobrevuela los mercados.

Según un informe publicado ayer por la Asociación Hipotecaria Española (AHE) y recogido por EFE, al cierre de julio el saldo vivo de las hipotecas otorgadas por bancos, cajas y cooperativas de crédito ascendía a 1,084 billones de euros, 79.185 millones más que un año antes.

El volumen de los préstamos hipotecarios se mantuvo por encima del billón de euros por séptimo mes consecutivo, aunque el incremento porcentual es cada vez más bajo, una tendencia que acompaña al declive del sector inmobiliario.

Así, en junio el aumento fue del 9%, en mayo del 10%, en abril del 11,4%, en marzo del 11,7%, en febrero del 13,1% y en enero del 13,8%. Esta progresión contrasta con los incrementos que se producían en 2007, ya que en enero de ese año el crédito hipotecario aumentó el 23,9%; en febrero lo hizo el 22,4%; en marzo, el 21,7%, en abril, el 21,9%, en mayo el 20,5%, y en junio el 19,7%.



seguir a cinco días

Recibe más contenido de Cinco Días. Suscríbete a nuestras newsletter aquí

Cinco Días

Cinco Días

Cinco Días

BLOGS

Cuando es casi imposible seguir a los índices

El color de los mercados

Renta 4

<

1 de 3

>
© ESTRUCTURA GRUPO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS S.A.- Miguel Yuste, 42 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 538 61 00

Webs de PRISA

cerrar ventana