miércoles, 23 abril 2014

Está pasando

Aprovechar un dólar al alza

Temas relacionados:

La divisa norteamericana se ha revalorizado casi un 7% en el último mes y el euro se cambia ya a 1,48 dólares. La confianza en que el BCE ha abandonado sus subidas de tipos, al menos a corto plazo, está atizando el fortalecimiento del billete verde. Avalan esta tesis los malos datos de crecimiento en Europa -Alemania, Francia e Italia están en negativo y arrastran a la zona euro a un descenso del PIB-, pero también la caída del precio de las materias primas, que relaja las presiones inflacionistas. Por tanto, se abren las puertas a un nuevo escenario, con crecimientos muy débiles -incluso con trimestres en negativo en algunos países- y una inflación más controlada.

El presidente de la Reserva Federal apuntaló esta tesis el viernes en su conferencia anual de Jackson Hole, al considerar que la inflación se reducirá en la última parte del año y durante todo 2009, y que la atención se debe fijar en el crecimiento. La preocupación del banquero está justificada al pensar en una economía estadounidense que no acaba de ver la luz y una crisis financiera que no afloja. Ben Bernanke se suma así al diagnóstico de Jean-Claude Trichet, presidente del BCE, que ya ha manifestado una inquietud más acentuada por la debilidad económica que por los precios. Las palabras de Bernanke llovieron sobre mojado y el dólar aceleró el viernes su recuperación frente al euro.

En el actual clima de incertidumbre, sin embargo, el escenario puede variar en cualquier momento. Como prueba, la enorme volatilidad que ha manifestado el precio del petróleo durante la semana. Es decir, habrá que esperar a ver la solidez de la reducción del coste de las commodities en un momento en el que, además, no se ha cerrado una crisis de liquidez que puede dar nuevos sustos. Por todo ello, es esperable que las Bolsas sigan sufriendo caídas notables seguidas de subidas sin una tendencia definida.

Con las cautelas que exige el dinero, ahora toca apostar por un dólar en recuperación. Y extraer de ello las posibles ventajas, eligiendo los valores que pueden salir beneficiados. Numerosas empresas españolas tienen intereses muy ligados a Estados Unidos y al resto de la zona dólar, y la ortodoxia asegura que saldrán reforzadas con la moderación del euro. Aquellos cuya facturación en dólares tiene un peso significativo en el conjunto de su negocio, como Cintra, Abertis, BBVA, Mapfre, Indra, Iberdrola, Gamesa, Abengoa o Acerinox cumplen con esta premisa. El cambio en la paridad les permitirá aumentar sus recursos procedentes de la zona dólar. Son las ventajas de la plausible diversificación geográfica.

Un segundo bloque de valores a los que hay que prestar atención son los que tienen un alto componente exportador, especialmente fuera del área euro. La subida del dólar les hará ganar competitividad vía precio -recortada durante muchos meses-, frente a las empresas que fabrican con costes en dólares. Los expertos ponen como ejemplo al constructor aeronáutico EADS, fuertemente castigado hasta ahora por la fortaleza del euro. Las aerolíneas europeas también reducirán, si el petróleo lo permite, su factura energética, lo que daría un respiro a sus maltrechas cuentas. Todo un abanico de posibilidades en las que, como es obligado recordar, debe primar la prudencia.

LOS ESPECIALISTAS

TIEMPO DE REFLEXION...PASADO

Una visión desde los mercados

José Luis Martínez Campuzano

Ver

Asociados
© ESTRUCTURA GRUPO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS S.A.- Miguel Yuste, 42 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 538 61 00