lunes, 21 abril 2014

Está pasando

Cooperativas

Irizar y Ampo Poyan dejarán Mondragón, descontentos con la gestión

  • El paraguas de Mondragón comienza a tener agujeros. Irizar y Ampo Poyan, dos sociedades con una facturación conjunta de 525 millones y que han tenido la cobertura del grupo cooperativo, van a plantear a sus socios la salida de Mondragón e iniciar un camino en solitario descontentos por la labor de los gestores del mayor holding empresarial del País Vasco.

Kirru Artea

20-05-2008 00:00

Temas relacionados:

La tensa calma de los cinco últimos años en las relaciones de los gestores de Irizar y Ampo Poyan con la cúpula de Mondragón, hasta hace un mes Mondragón Corporación Cooperativa (MCC), se ha roto. El próximo día 23 los socios de Ampo Poyan, una firma de valvulería con sede en Idiazabal, decidirán en asamblea su salida del grupo cooperativo vasco. Una semana después lo harán los trabajadores de Irizar, la primera empresa española y la segunda europea en el sector de carrozaje de autocares. Esta decisión está motivada por las notables diferencias de criterio entre los gestores de MCC y los responsables de las dos cooperativas.

Detrás de esta postura se encuentra Koldo Saratxaga, responsable junto con su equipo de la buena evolución primero de Irizar y luego de Ampo en los últimos ejercicios. Saratxaga, que asesora a estas dos cooperativas, abandonó el grupo hace tres años. Durante su pertenencia a Mondragón, donde estuvo en varias sociedades, mantuvo ciertas distancias con la cúpula de la entonces MCC por su modelo de gestión. Fuentes consultadas aseguran que intentó sin éxito trasladar el esquema empresarial de Irizar, que sirvió para dar un vuelco a la compañía y convertirse en una referencia dentro del grupo cooperativo.

La brecha abierta se ha cimentado en un choque de culturas. Varios cooperativistas han asegurado a este periódico que una causa del desencuentro es que Irizar y Ampo, pertenecientes junto con Urola al grupo Goikide, han trabajado con modelos más ágiles de gestión que los aplicados desde la cúpula de Mondragón y que les ha permitido tomar decisiones estratégicas con rapidez para apuntalar su crecimiento. Citan, además, las diferencias a la hora de elaborar el organigrama de la cúpula del holding donde la presencia de ejecutivos jóvenes es prácticamente nula.

El día 23, los socios de Ampo Poyan decidirán en asamblea su salida

En el grupo cooperativo se guarda silencio. Aseguran que en la conferencia anual del próximo día 27 se hará pública su versión, cuatro días después de que Ampo, con toda seguridad, sea la primera en abandonar el grupo. Medios cercanos al holding que dirige Juan María Aldekoa confirmaron la estrategia iniciada por Irizar y Ampo Poyan para salir de su órbita y que ya les han comunicado sus intenciones. Sostienen que conforme a la filosofía del grupo se respetan 'los principios de libre adhesión de las cooperativas de Mondragón que son soberanas' y que las liquidaciones de órganos comunes están perfectamente reguladas en los estatutos.

Irizar ha sido la más agitadora al mostrar su descontento. La firma estuvo hasta 1991 protegida por la división empresarial de Caja Laboral, que daría lugar a MCC, y soportó sus pérdidas. La llegada de Saratxaga supuso el paso de empresa pequeña a multinacional. En 2007 facturó 435 millones.

Liquidar los órganos comunes

Las liquidaciones de los órganos comunes en los que participan las cooperativas están perfectamente reguladas en los estatutos en el grupo Mondragón donde se respeta la soberanía en las decisiones de cada una de ellas. Fuentes consultadas aseguran que equipos de Irizar y Ampo Poyan ya están negociando la desvinculación. Quizás el más importante es el Fondo Intercooperativo, al que todas las firmas integradas en el mayor holding empresarial del País Vasco están obligadas a dotarle con el 10% de los beneficios obtenidos cada ejercicio. Este esquema de compromiso social sirve, entre otras cuestiones, para apoyar a las cooperativas en dificultades, tal y como se hizo con Ampo y con Irizar, colaborar financieramente en la expansión internacional de las sociedades del grupo y en abordar iniciativas en el campo de la innovación que puedan posteriormente trasladarse a las empresas.

LOS ESPECIALISTAS

Las exportaciones no van bien

El economista observador

José Carlos Díez

Legislatura desaprovechada

La UE, del revés

Bernardo de Miguel

Ver

Asociados
© ESTRUCTURA GRUPO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS S.A.- Miguel Yuste, 42 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 538 61 00