martes, 28 de marzo de 2017

Está pasando:

CincoRed

España se vende como paraíso para los centros de software

  • Hay unas 200 factorías tecnológicas en el país. Ahora, el reto es atraer a los grandes clientes europeos
Imprimir

España: Destino europeo del nearshore'. Con este eslogan, que recuerda a la promoción del turismo y la moda made in spain, la Asociación Española de Empresas de Consultoría (AEC) e Interés, la sociedad estatal para la Promoción y Atracción de Inversiones Exteriores (dependiente del Ministerio de Industria), tratan de vender en el exterior la oferta española de centros de desarrollo tecnológico y factorías de software. Y ello frente a destinos alternativos como India, China o los países del Este de Europa, que apoyan su oferta sobre todo en los costes salariales.

En abril, ambas entidades reunirán en España a los principales proveedores de outsourcing internacionales en una acción de marketing sin precedentes en el sector en nuestro país. 'Durante dos días trataremos de explicarles nuestros principales valores: tarifas ventajosas, buena infraestructura y conocimientos importantes en sectores como la banca, transporte, telecos, utilities...', explica a CincoDías José de Rafael, director general de la AEC, quien añade que estos días están ultimando 'una especie de cuaderno de ventas que recoja nuestras ventajas competitivas'.

Un mes más tarde, en mayo, los promotores de la iniciativa se trasladarán al Reino Unido. Esta vez para reunirse con los clientes de estos outsourcers, 'para convencerles de que manden sus trabajos de ingeniería a nuestros centros', añade De Rafael. La AEC e Interes se han dado un plazo de 18 meses para alcanzar estos ambiciosos objetivos y para ello cuentan con un presupuesto inicial de 300.000 euros.

El momento para ejecutar el plan no puede ser mejor, porque tal y como explica Albert Delgado, director general de la empresa de análisis Penteo, 'España no tiene asegurada todavía una posición entre los países más aptos para el nearshore. Esto se fraguará en los próximos 3-4 años y, para ello, los proveedores con operaciones en España deben definir un enfoque unitario que se base en servicios de valor añadido, como puedan ser servicios de desarrollo de SAP para sectores muy concretos como farma o industria automovilística'.

Los expertos consultados coinciden en que el aumento de las operaciones nearshore en España es una realidad creciente, aunque sólo desde hace dos años. 'Es un fenómeno necesario por una simple razón de optimización de costes, pero la competencia en Europa es y será muy fuerte, principalmente de los países del Este más maduros como Polonia o República Checa, que ya están atrayendo mucha inversión de proveedores tecnológicos o países como Irlanda, que lo lleva ya haciendo con éxito varios años', continúa Delgado.

A éstos se suman otros países como Letonia o Túnez, que están despertando como posibles países de servicio nearshore. Y ahí está también la amenaza de que algunos proveedores opten por Latinoamérica para dar servicios tanto a empresas españolas como europeas. 'Países como Chile, Brasil o México son cada vez más pujantes en este sentido, pero todavía no se ofrece desde allí servicios de valor como ya se está comenzando a hacer en España', aclara el director de Penteo.

Además, ahora la actividad nearshore en España se centra, en un gran porcentaje, en dar servicio a empresas españolas, y el objetivo debe ser dar servicio a las grandes multinacionales europeas, según coinciden los responsables de estos centros de las empresas consultadas. La fortaleza española podría radicar, precisamente, en la proximidad a Europa. En este sentido, Adolfo Fernández Valmayor, director general de Bull Siconet, cree que los clientes del Viejo Continente quieren que sus proyectos de implantación y desarrollo tecnológico se hagan en países más cercanos, y no en La India, por ejemplo, 'porque así pueden hacer un seguimiento más profundo de los trabajos contratados para que se cumplan las especificaciones'.

Lo cierto es que hay dificultad para encontrar datos exactos de cuánto mueve este sector en España porque la propia industria no desglosa sus ingresos nearshore dentro de sus ingresos por servicios de outsourcing. En el 2006, el mercado de outsourcing alcanzó una facturación aproximada de 2.500 millones de euros. De esta cifra, Penteo estima que entre un 10% y un 15% proviene de servicios prestados en un modelo nearshore, pero principalmente a clientes españoles. 'El porcentaje de actividad que proviene de prestar estos servicios a compañías europeas desde España sería bastante menor al 5%', aclara Delgado. 'La previsión es que se siga apostando por la apertura de centros de excelencia/desarrollo nearshore en el 2008-2009, con crecimientos anuales de facturación por estas actividades cercanos al 15%', apuntan desde esta consultora.

En una línea similar, IDC apunta que, en 2006, el volumen de mercado del desarrollo de aplicaciones a medida en España alcanzó los 294 millones de euros. Los sectores más demandantes de estos servicios fueron el financiero con 74,6 millones de euros, industria con 64,9 millones y administración pública con 52,8 millones. Por regiones, Madrid absorbió el 45% del mercado y Cataluña el 19,7%.

Aunque esta tendencia puede ir cambiando. David Oliva, directivo de T-Systems, indica que antes eran sólo Madrid y Barcelona los lugares donde las empresas tecnológicas se fijaban para instalar allí sus centros, pero ahora son muchos más los lugares donde se ofrecen condiciones y mano de obra cualificada para poder acoger estas factorías de software. Ulises Arranz, socio de Accenture, asegura que muchos centros tecnológicos han buscado su implantación junto a las universidades buscando profesionales preparados. 'Se han firmado acuerdos con las universidades para dotar de mano de obra a los centros', añade, al tiempo que indica que este proceso de dispersión geográfica puede contribuir a fortalecer el sector.

Por su parte, Santiago Escribano, director de Indra Software Labs, apunta que para consolidar esta industria es necesario que se produzca un cambio de cultura. 'No se trata de hacer trabajos en las instalaciones del cliente sino potenciar el uso de estos centros con trabajos de ingeniera, y eso requiere un cambio de mentalidad en los clientes, los proveedores y la Administración. æpermil;sta debe permitir esta modalidad de trabajo cuando saca concursos públicos'.

Especialidad

La especialización tanto en tecnologías como por sectores económicos es una tendencia clara en la evolución de los centros de desarrollo de aplicaciones que se abren en España, según explica Adolfo Fernández Valmayor, de Bull Siconet.

Esta tendencia posibilita que un mismo centro pueda dar servicio a distintos clientes, bien del mismo sector, bien de actividades diferentes. De esta manera, una vez alcanzado este punto, se puede industrializar todo el proceso de desarrollo del software.

El sector choca con la carencia de profesionales cualificados

Un problema grave y preocupante es la falta de profesionales, aunque no es exclusivo de España. Países como India, que genera cada año más de 450.000 ingenieros, sufre la misma patología. 'En España, en algunas comunidades, estamos a los niveles de 2001 en términos de números de licenciados técnicos (informáticos e ingenieros) que salen de las universidades, mientras que la demanda de estos perfiles se ha duplicado o triplicado en algunos casos', comenta Albert Delgado, de Penteo. Hay muchos problemas para contratar arquitectos de aplicaciones o desarrolladores de software con experiencia y conocimiento sectorial en Java, SAP, Oracle... Las empresas tienen que invertir mucho para formarlos y, aún así, la rotación suele ser alta. 'El problema es que esta situación empujará los costes salariales hacia arriba y España correría riesgo de perder su competitividad en costes', dice Delgado.

Otros expertos creen que los servicios TIC parecen haber perdido atractivo para atraer talento y parte del problema viene directamente del sistema educativo: no es necesario cursar carreras de cinco años para ser programador Java. Falta una reorientación de las carreras técnicas hacia las verdaderas necesidades de las compañías tecnológicas, y eso es algo que sólo se puede hacer desde la remodelación del sistema educativo universitario y buscando una mayor conexión universidad-empresa. Estas últimas sólo pueden fortalecer sus programas de contratación de recién licenciados con un periodo de training de 4-6 meses posterior para adaptar sus conocimientos y ofrecer mejores perspectivas profesionales a los candidatos para volver a atraer talento.

Las factorías llegan a todas las regiones

Las factorías se han extendido por todo el territorio español. La lista de empresas que han decidido implantar sus centros es larga: Accenture, Atos Origin, Fujitsu Services, Bull Siconet, EDS, Capgemini, IBM, HP, Everis, IT Deusto, Getronics-Tecnocom, Grupo Delaware, Informática El Corte Inglés, Steria...

Accenture. Tiene 15 centros en España con una plantilla de 3.300 personas. Madrid, Barcelona, Málaga, Bilbao, Sevilla, Zaragoza y Valencia acogen instalaciones de la firma. Las factorías cuentan con distintas especialidades: tecnología pura, sector consumo, banca, industria, telecos y farmacia. Su centro de Málaga tiene la certificación CMMI-SW nivel 5, como el de Asturias de Capgemini.

Atos Origin. Tiene seis factorías de software, destinadas al desarrollo de servicios y mantenimiento. Valladolid (encuadrada en la red global del grupo), León (sector media), Sevilla (telecos), Gran Canaria (help desk), Santander (energía), y Barcelona (grandes eventos como los Juegos Olímpicos). La plantilla alcanzará los 1.450 empleados. La inversión ronda los 12 millones de euros.

Capgemini. Ha creado una red de centros de desarrollo en España, con sedes en Asturias, Zaragoza y Murcia (además de otra en Buenos Aires). La plantilla suma 540 empleados, aunque prevé llegar a 1.000 en 2009. La inversión, sólo en Zaragoza y Asturias ronda los 30 millones. Las factorías se mueven en segmentos como SAP, J2EE y .net y en Business Intelligence.

EDS. La multinacional estadounidense cuenta actualmente con cinco centros de outsourcing en España con un total de 2.300 empleados. La firma también ofrece servicios de hosting y gestión de centros de procesos de datos (cuenta con uno en Barcelona) y en la gestión de servicios de comunicaciones.

Hewlett-Packard. Diez centros de desarrollo son los que suma hoy HP en España, repartidos entre Madrid, San Cugat (Barcelona) y León. En su desarrollo ha invertido más de 20 millones de euros. Las plantillas suman más de 150 empleados. Su especialización pasa por la gestión de redes informáticas y externalización de procesos de negocio, la modernización de aplicaciones, y las soluciones bancarias y hospitalarias.

Ibermática. Dispone de una factoría de software como tal, que está en Argentina con 30 empleados (prevé llegar a 150), aunque en sus centros de España como los de Asturias y Zamudio (Vizcaya), en los que tiene 170 trabajadores, también cuentan con áreas de factoría de software. Su principal especialización es SAP.

IBM. Tiene tres factorías de software en Málaga, Zamudio y Cáceres. Además, planea abrir en 2008 un cuarto centro en Aldeatejada (Salamanca). Los centros se mueven en el ámbito de la gestión y mantenimiento de aplicaciones. Actualmente trabajan unas 400 personas, cifra que aumentará hasta 500 en 2008. La inversión en las plantas es de 8 millones de euros.

IECISA. Informática El Corte Inglés tiene los centros de Servicios Documentales en Valle del Nalón (Asturias) y Tres Cantos (Madrid), EspacioMonzón en Monzón (Huesca), donde atenderá a clientes de toda España, y EspacioBlimea (Asturias), que desarrolló software en áreas como SAP y .net. La plantilla conjunta ronda los 380 empleados.

Indra. Los centros de desarrollo de Indra en España suman actualmente ocho: Cerro de la Plata (Madrid), La Coruña, Salamanca, Lérida, Ciudad Real, Badajoz, Málaga y Valencia. En casi todos ellos se trabaja para varios mercados (administración pública, utilities, telecomunicaciones, banca, sanidad, defensa). En total suman 1.710 empleados; sólo el centro de Madrid tiene 502 trabajadores.

Matchmind (Telvent). Cuenta con cinco centros en Madrid, Segovia, Ávila, Sevilla y Coruña. En todas ellas se desarrolla para servicios financieros, retail, gran consumo y distribución, teleco y media, industria y sector público. Trabajan en J2EE, Host, BankSphere y .net. En total, suman 250 empleados.

T-Systems. Dispone de dos grandes centros en Madrid y Barcelona, encargados de dar soporte a sus clientes. Su filial, d-Cord Network ha puesto en marcha una red de centros de excelencia. El primero, instalado en Reus, se dedica a Java y cuenta con una plantilla de 100 empleados. En Reus se han invertido tres millones de euros. T-Systems prevé abrir otros dos centros en 2008.

Véctor Software. Tiene tres centros, en Pozuelo, Villanueva de la Cañada y Albacete, con una plantilla global de 350 empleados. Trabajan en aplicaciones a medida y tareas de mantenimiento e integración para terceras empresas. El centro de Villanueva de la Cañada trabaja exclusivamente para el Banco Santander, accionista de referencia de Véctor.

Otros actores. IT Deusto tiene, entre otras instalaciones, tres factorías en Murcia, Madrid y Galicia. Fujitsu Service mantiene un centro de excelencia en Barcelona dedicado a las entidades financieras. Everis abrió una factoría de desarrollo de software en Mataró con una inversión de un millón de euros. La española Grupo Delaware, especializada en telecos, tiene un centro en Madrid, otro en Ucrania y prepara la apertura de un tercero en Albacete. Oracle ha abierto en Málaga un Centro Internacional de Servicios de Consultoría para toda Europa, y SAP posee uno en Barcelona desde el que da soporte a clientes europeos.

IDC apunta que, en 2006, el mercado del desarrollo de aplicaciones a medida en España movió 294 millones de euros



seguir a cinco días

Recibe más contenido de Cinco Días. Suscríbete a nuestras newsletter aquí

Cinco Días

Cinco Días

Cinco Días

BLOGS

La confianza en Europa cotiza al alza.

El puente

Alexis Ortega

Los perfiles que más se demandarán en 2017

El blog de trabajo y empleo

Euribor empleo

Creatividad, innovación y atreverse a cruzar la línea (2ª parte)

Convertir la novedad en valor

Francisco González Bree

<

1 de 3

>
© ESTRUCTURA GRUPO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS S.A.- Miguel Yuste, 42 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 538 61 00

Webs de PRISA

cerrar ventana