miércoles, 27 agosto 2014

Está pasando

Petróleo

El barril de crudo se llegó ayer a pagar a un precio récord de 96 dólares

  • El precio del crudo volvió a marcar un nuevo récord, al superar en la jornada en Europa los 96 dólares, aunque cerró a 94,84. La caída de las existencias en EE UU, la fuerte depreciación del dólar y la especulación en el mercado de futuros explican esta subida.
Temas relacionados:

El encarecimiento del petróleo no conoce techo. Ayer, el barril de Brent, de referencia en Europa, tocó máximos al llegar a 96,53 dólares, aunque finalmente cerró a 94,84, en un escenario en el que empieza a subir con fuerza el consumo por el comienzo del invierno, que se prevé especialmente duro en Estados Unidos, el primer consumidor mundial de calefacción.

A este factor de mayor demanda se le unió ayer otro que estrecha la oferta: la caída de los inventarios en EE UU. Las existencias de petróleo se redujeron en 1,1 millones de barriles en la última semana, todo lo contrario que apuntaban las previsiones, que estimaban un aumento cercano a un millón de barriles. Un descenso tan brusco en las existencias provocará, según los analistas, que el crudo se acerque a la barrera de los 100 dólares. De hecho, el barril de West Texas, de referencia en EE UU, rozó la cita da cifra y alcanzó ayer un nuevo máximo histórico al llegar a cotizar a 99,28 dólares por barril.

Este estrechamiento de la oferta se une a la decisión adoptada por los países de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), acordada el pasado día 18, de no incrementar la producción, a pesar del fuerte repunte de los precios del petróleo, que han subido un 50% desde agosto.

La OPEP resolverá el próximo 5 de diciembre si mantiene o sube la producción

No obstante, la volatilidad sigue marcando la evolución del mercado del crudo. Tras marcar máximos a primera hora de la mañana, el precio del barril de Brent bajó casi dos dólares y se situó en torno a 95 dólares a última hora de la sesión.

A raíz del nuevo repunte del crudo, la agencia de calificación crediticia Standard & Poor's (S&P) publicó ayer un informe en el que valoraba los efectos negativos sobre consumidores y empresas si el crudo llega a costar 100 dólares por barril. David Lundberg, analista de S&P, afirmó que 'son conservadores en la calificación de los principales productores de petróleo y gas, por las fuertes incertidumbres que afectan a la creación de precios'.

Los principales damnificados por el petróleo caro serán los consumidores de EE UU que, según S&P, 'han ignorado la subida del petróleo y la caída del precio de la vivienda, pero no podrán hacerlo en un escenario con la gasolina cara el invierno aproximándose'.

La fuerte depreciación del dólar frente al euro (ayer volvió a rozar máximos históricos al cambiarse un euro por 1,484 dólares) tampoco ayuda a contener la escalada del precio del crudo. Al comercializarse en dólares, los países y empresas productoras han reducido de forma significativa sus ganancias, lo que ha provocado, según los analistas, que una gran parte de los inversores, en especial los fondos de inversión, han trasladado gran parte de sus inversiones al mercado de futuros, a la espera de que el precio siga subiendo'.

Ahmad Zaqui Yamani, ex presidente de la OPEP: 'El barril llegará a 200 dólares si EE UU decide invadir Irán'

El jeque árabe Ahmad Zaqui Yamani es una de las voces más preparadas para hablar sobre el petróleo. Fundador, ex presidente de la OPEP y ministro del petróleo de Arabia Saudí durante 26 años, Zaqui considera que el precio del crudo está en máximos por la mala gestión de la OPEP, 'que ha sido incapaz de controlar los precios a través de subidas y bajadas de la producción', y la fuerte especulación existente en el mercado de futuros.

En su opinión que el precio del petróleo esté rozando los 100 euros no es buena noticia ni para los consumidores ni para los productores, por lo que cree que lo lógico sería que bajen a corto plazo si se cumplen una serie de condiciones. 'Si el invierno no es riguroso, si la OPEP decreta un nuevo aumento de producción en diciembre y si no se produce una desaceleración fuerte del crecimiento económico en EE UU, los precios se reducirán en los primeros meses de 2008 hasta los 75 dólares', avanzó en una conferencia organizada por el Instituto Elcano en Madrid.

Pero todo este escenario podría cambiar si EE UU decide atacar Irán, 'ya que se produciría un descenso muy fuerte de las reservas mundiales de petróleo y el precio podría llegar a los 200 dólares por barril'. En el caso de confirmarse esa invasión, 'la economía que se derrumbaría en primer lugar sería China, el gran proveedor de EE UU, y después todas aquellas que tienen una gran dependencia energética'.

Zaqui asegura que el futuro pasa por las energías alternativas, 'que van a tardar tiempo, pero llegarán'. Las energías que dominarán el mundo serán las renovables, con especial atención a los biocarburantes en el sector del transporte y a la energía nuclear, 'que vuelve con fuerza con inversiones en China, Japón o Corea del Sur'.

LOS ESPECIALISTAS

¿EL EUR COMO SOLUCION?

Una visión desde los mercados

José Luis Martínez Campuzano

Desde Rusia sin amor

Liberalismo social

Alexandre Muns

Ver

Asociados
© ESTRUCTURA GRUPO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS S.A.- Miguel Yuste, 42 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 538 61 00