sábado, 25 octubre 2014

Está pasando

Construcción

Urvasco crece a la sombra de la vivienda y el hotel

El grupo Urvasco, con sede en Vitoria, es un gran desconocido en el panorama empresarial. Su presidente Antón Iráculis siempre se ha movido de forma discreta, pero la envergadura de los proyectos que ha asumido en los últimos años le ha obligado a salir en las fotografías oficiales. Nacido en Guinea (África) hace casi sesenta años, se asentó con su hermano Andrés en el negocio hotelero, donde compartieron la propiedad del Hotel Indautxu, en Bilbao. Luego cada uno siguió por separado sus negocios de construcción de viviendas, que son los que han consolidado sus respectivas corporaciones.

Antón Iráculis construye ahora en Bilbao, cerca del Museo Guggenheim, dos torres de viviendas, diseñadas por el arquitecto japonés Arata Isozaki. Con 83 metros de altura cada uno, cobijarán a 169 pisos. Los más baratos a 317.000 euros y los más caros a 793.000 euros. Este proyecto, de 90 millones, incluye otros cinco edificios anexos para oficinas, tiendas, cines y mil plazas de aparcamiento para vehículos.

Cerca de esa zona, ahora la más pujante de Bilbao, Urvasco implantará otro bloque de pisos. Junto a él se ubicará la Torre de Iberdrola, que tendrá 160 metros de altura. Será el cuarto techo de España, con 33 plantas que en este caso serán levantadas por Promotora Vizcaína, la filial de Andrés Iráculis. Por tanto, ambos hermanos están definiendo el perfil arquitectónico del futuro Bilbao.

Fuera de la capital vizcaína, Urvasco también desarrolla numerosos proyectos relacionados con el ladrillo. En Vitoria ha conseguido terrenos para construcción de viviendas en los solares ocupados por el Convento de Santa Clara y los pabellones de Esmaltaciones San Ignacio, una de las industrias más emblemáticas de la ciudad alavesa. Más de mil pisos nuevos saldrán de ambas operaciones. Además, el grupo de Antón Iráculis ha cerrado esta semana la compra de la fábrica de cerveza de Cruzcampo en Sevilla. Aquí también sustituirá la actividad fabril por la vivienda, y los barriles dejarán paso a casi dos mil pisos.

Grupo Silken

Aparte del negocio del ladrillo, Urvasco es el accionista mayoritario de la cadena hotelera Silken, que este año prevé facturar 150 millones con sus treinta centros atendidos por 1.700 trabajadores. En 2007 abrirá otros seis, uno de ellos en Londres y de cinco estrellas, diseñado por el arquitecto Norman Foster. Silken quiere tener más hoteles fuera y busca emplazamientos en Roma, París, Milán y Berlín. En Bilbao todavía se recuerda la fiesta de inauguración del Hotel Domine, un cinco estrellas que toma el nombre del barco que trajo a Europa a Iráculis, desde su Guinea natal. La maqueta del buque se puede ver a la entrada, custodiada por un portero senegalés que trabajó como obrero en la construcción del hotel. A Iráculis le gustó su educación y laboriosidad y lo metió en plantilla al acabar la obra.

En aquella fiesta, la primera aparición pública del presidente de la cadena Silken, participaron como estrellas la actriz Sofía Loren, la cantante Diana Ross y la soprano Ainhoa Arteta. Los centenares de invitados degustaron lo mejor. En champán sólo se sirvió Moët Chandon. El hotel supuso una inversión de 19 millones, luego superada por los 70 millones del Hotel Puerta América de Madrid, donde cada una de sus plantas tiene distintos diseños, obra de los diecinueve estudios de arquitectura más afamados del planeta.

Un mecenas de las artes que incentiva con viajes

Antón Iráculis es un enamorado del arte y actúa como un mecenas de los de antes. Tras el fallecimiento de Eduardo Chillida encargó a 43 artistas, entre ellos Antoni Tàpies, que recrearan la obra del escultor guipuzcoano. Esas 43 creaciones fueron luego expuestas este año en el Museo Guggenheim, de abril a mayo pasados, en una muestra denominada Homenaje a Chillida. Fuentes del sector dicen que esto costó unos diez millones. Iráculis quiere que esa colección tenga una sede permanente y está buscando un centro apropiado para darla cobijo. Además ha cedido a cinco años al Museo de Bellas Artes de Bilbao dos esculturas de Richard Serra y otra de Miquel Navarro.

Fuera de la órbita del arte y de vuelta a sus negocios, al presidente de Urvasco le gusta incentivar a sus directivos con un par de viajes al año. Los destinos son siempre para recordar: un safari en Kenia, una ruta por Escocia o a navegar por el Caribe. Ex fumador, Iráculis es descrito por personas que lo han tratado como una persona educada y de trato sencillo. Con estudios de aparejador, le gusta pasear, siempre con los escoltas en un segundo plano.

LOS ESPECIALISTAS

¡BEACON! Tecnología de corto alcance para móviles

Tu ADN Digital

Luis Ferrándiz, Eduardo Vázquez y Nacho Prada

Rajoy no sueña con Europa

La UE, del revés

Bernardo de Miguel

¿LES GUSTA EL ORO?

Una visión desde los mercados

José Luis Martínez Campuzano

Ver

Asociados
© ESTRUCTURA GRUPO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS S.A.- Miguel Yuste, 42 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 538 61 00