jueves, 18 de diciembre de 2014

Está pasando

Mercado

Australia cotiza en máximos gracias al tirón de las materias primas

  • La Bolsa australiana rara vez sale en los medios de comunicación occidentales. Sin embargo, su trayectoria ha sido imparable en los últimos años gracias a la subida del precio de las materias primas. En tres años gana un 86% y cotiza en máximos históricos.
Temas relacionados:

La Bolsa australiana es una rara avis que apenas conoció el pinchazo de la burbuja tecnológica del año 2000. De hecho, tan sólo ha registrado un año de descensos en los últimos cinco, 2002. Además, su composición y su baja correlación con otros mercados desarrollados la convierten en un mercado exótico para los inversores europeos, pero enormemente atractivo.

El índice ASX de la Bolsa australiana ha subido un 86% en tres años. Ayer mismo cerró en máximo histórico. El mercado se ha beneficiado de dos factores de su economía muy ligados entre sí. 'La Bolsa australiana tiene un peso elevado de empresas de minería y materias primas. Además, su posición geoestratégica le da acceso al mercado chino', explica Paul Xiradis, responsable de renta variable australiana de Dexia AM, que ayer estuvo en Madrid.

La clave de la bonanza bursátil australiana, o una de ellas al menos, es la fuerte demanda de materias primas que el país recibe de China. Ello, unido a la subida de precios de estas materias -por el mismo motivo- ha disparado los beneficios y las cotizaciones de las empresas.

A pesar de las fuertes subidas bursátiles, Xiradis sostiene que el mercado aún tiene potencial, porque el crecimiento de beneficios ha mantenido las valoraciones en niveles históricamente bajos. El PER veces que el beneficio está incluido en el precio de la acción estimado por el consenso de los analistas para 2006 es de 15 veces, en línea con su media histórica. Ese mismo consenso prevé un crecimiento del beneficio de las empresas del 15,1% y una rentabilidad por dividendo del 4,2%. 'Nosotros creemos que esas son previsiones conservadoras', sostiene el experto australiano. 'El beneficio por acción de los primeros seis meses del año fiscal de julio a julio ya supera el 15%. Los dividendos han crecido un 26% y el pay out parte del beneficio que se destina a retribuir al accionista ha sido del 68%'.

El único riesgo que observa Xiradis son las subidas de tipos de interés, algo que este experto considera 'el coste del crecimiento'. Ante esta eventualidad Dexia opta por reducir su exposición a los sectores más sensibles a los tipos, como el eléctrico y el inmobiliario.

LOS ESPECIALISTAS

Ligero crecimiento en 2015

Carácter independiente

Pictet

LA DIFICIL DECISION DE LA FED

Una visión desde los mercados

José Luis Martínez Campuzano

Ver

Asociados
© ESTRUCTURA GRUPO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS S.A.- Miguel Yuste, 42 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 538 61 00