sábado, 1 noviembre 2014

Está pasando

Empleo

La 'trampa' de los fijos discontinuos

  • Unos 200.000 trabajadores en España tienen un contrato fijo discontinuo. Se usa para empleos de temporada: durante el tiempo que dura la actividad el trabajador tiene un contrato fijo y en los meses de inactividad cobra el seguro de paro. Los expertos consultados por el Gobierno critican la 'sobreprotección' del desempleo de este contrato.
Temas relacionados:

El pasado mes de julio el paro registrado aumentó en 14.557 personas. Se trataba de la primera vez que subía el desempleo en ese mes. El Gobierno lo atribuyó a la práctica empresarial de despedir a los trabajadores o no renovarles el contrato en verano y volverles a contratar pasado las vacaciones para ahorrarse las cotizaciones y el salario de esos meses. Sin embargo, nada dijeron los responsables del Ministerio de Trabajo de la fórmula de rotación laboral (constante entrada y salida del mercado laboral) por excelencia: el contrato fijo discontinuo.

En España existen algo más de 200.000 trabajadores con este tipo de contrato indefinido. Se trata de una modalidad que responde a necesidades empresariales de actividades de temporada, que se repiten cada año, más o menos por las mismas fechas. Mientras dura la actividad en cuestión, el trabajador tiene un contrato indefinido y en las épocas de inactividad cobra la prestación por desempleo. A estos trabajadores se les exige la misma cotización que al resto (un año) para poder cobrar el seguro de paro.

Y es aquí donde llega el problema. Según fuentes sindicales, hay empresas que procuran hacer temporadas de once meses y el que queda, que en teoría sería el de vacaciones, el trabajador fijo discontinuo cobra el desempleo de manera absolutamente legal y sin caer en la práctica fraudulenta de despedir o no renovar en verano para ahorrarse los costes de los meses estivales. Pero si la temporada dura ocho o nueve meses, como es el caso de muchas empresas del sector turístico, los fijos discontinuos cobran el desempleo durante tres o cuatro meses y son llamados nuevamente el año siguiente. Otro sector que utiliza masivamente este contrato es la industria alimentaria, en comunidades como Murcia.

Siete de cada diez trabajadores con este tipo de contrato son mujeres

El informe sobre el mercado laboral encargado por el Ministerio de Trabajo a ocho expertos critica esta situación que califican de 'sobreprotección' en la cobertura por desempleo.

Las cifras del Ministerio de Trabajo reflejan en cierta forma esta sobreprotección. De hecho las tasas de cobertura de las prestaciones por desempleo (porcentaje de parados que recibe alguna ayuda económica por estar en el desempleo) resultan superiores al 100% en provincias de Cataluña y la Comunidad Valenciana, donde más se usan estos contratos. Esto se explica porque los fijos discontinuos no son legalmente desempleados pero, sin embargo, cobran la prestación por desempleo en los meses de actividad. De ahí que haya más personas cobrando ayudas por desempleo que parados registrados en la provincia.

Por todo ello, las críticas de los expertos se fundamentan en que a estos trabajadores 'se les otorga una sobreprotección, ya que se les trata como si su contrato se hubiera extinguido a la finalización de cada periodo de actividad, desincentivando así su búsqueda de empleo en periodos de inactividad'.

El colectivo de los fijos discontinuos está fuertemente feminizado, ya que siete de cada diez personas con este contrato son mujeres. Además, casi el 80% de estos trabajadores son del sector servicios, fundamentalmente del turismo y la educación (la mayoría de ellos en el sector público, donde están uno de cada diez fijos discontinuos).

Los expertos aconsejan una reforma del desempleo

El tipo de trabajo fijo discontinuo es único del mercado laboral español y 'sin fácil parangón en otros países del entorno'. Así empieza describiendo este tipo de contratos el informe de los expertos sobre el mercado laboral encargado por el Ministerio de Trabajo para las negociaciones de la próxima reforma que arrancarán en septiembre.

Su particularidad radica en que es un contrato con todos los beneficios de los indefinidos tanto para el empresario como para el trabajador. Así las empresas pueden beneficiarse de las bonificaciones establecidas para los fijos en determinados colectivos de difícil empleabilidad; mientras que el trabajador disfruta, además de la cobertura por desempleo idéntica al resto de trabajadores, de una indemnización por despido improcedente automática como la de un indefinido en el momento en el que el empresario no llame al trabajador una temporada en las fechas previstas.

Pero con lo que se muestran más disconformes los expertos es con el régimen de protección por desempleo. Incluyen a los fijos discontinuos dentro de las situaciones incluidas en este sistema de protección que, a su juicio, 'desde un punto de vista conceptual no pueden considerarse de desempleo'. Los expertos dicen directamente que 'no parece razonable' que el sistema general de protección por desempleo se use para compensar a los trabajadores fijos discontinuos durante su periodo de inactividad.

De su informe se desprende la necesidad de una futura reforma del sistema de desempleo que entre otras muchas situaciones aborde la de los fijos discontinuos.

LOS ESPECIALISTAS

HOY EN JAPON

Una visión desde los mercados

José Luis Martínez Campuzano

"Pensamiento dinámico" y trabajo en equipo, claves de un buen análisis

Inteligencia competitiva

Cátedra de Servicios de Inteligencia y Sistemas Democráticos

Ver

Asociados
© ESTRUCTURA GRUPO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS S.A.- Miguel Yuste, 42 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 538 61 00