lunes, 1 septiembre 2014

Está pasando

CincoSentidos

Como niños grandes

Rosario Correro

08-11-2004 00:00

Temas relacionados:

Carlos Figueras ha conseguido ganarse la vida con lo que más le gusta: los juguetes antiguos. Empezó a interesarse por ellos hace doce años, y ahora, con 35, se dedica a la compra y venta de trenes eléctricos, muñecas de porcelana, autómatas, juguetes de hojalata, madelmans, scalextrics, y cualquier otro artilugio lúdico con pedigrí.

En las vitrinas que ha preparado en su stand en el Salón del Hobby de Barcelona enseñó hasta ayer alguna de sus piezas más preciadas. 'Lo más buscado son los juguetes de lata', explica mientras señala una locomotora fabricada en Alemania en 1905, pintada a mano y que funciona con vapor. La vende por 2.400 euros, pero sabe que el comprador sólo podrá ser un especialista en el sector. Asegura que hay algunos coleccionistas de juguetes que están empezando a comprar las piezas más caras como inversión. 'Es una inversión como otra cualquiera, son objetos antiguos y cada vez valen más'. Aún así, Figueras considera que el primer motivo para comprar un juguete de este tipo debe ser por afición, 'porque como en cualquier otra cosa la rentabilidad no está garantizada'.

Figueras se sabe 'prácticamente de memoria' los catálogos de fabricantes españoles de principios de siglo. Explica que no tiene mucho mérito porque eran muy pocos, la gran mayoría de Alicante. Cita como ejemplos a Rico y Hermanos Payá. Por eso, cuando va a comprar piezas a casa de particulares puede datar sin demasiado margen de error la fecha de fabricación del juguete. La pieza más codiciada de las fabricadas en España es un la reproducción de un Bugatti, de Payá, de 75 centímetros, por el que está dispuesto a pagar 3.000 euros.

Figueras puede parecer un caso aislado, pero Jerome Gavin, responsable de juguetes y coleccionismo de la firma de subastas por internet e-Bay en España, asegura que no lo es. 'Hay muchas aficionados que viven de subastar objetos en e-Bay, calculamos que unos 430.000 en todo el mundo'.

El Salón del Hobby de Barcelona se ha convertido este fin de semana en el escaparate de las novedades de los fabricantes de trenes en miniatura, coches teledirigidos o el lugar para encontrar maquetas descatalogadas.

Bycmo, la única empresa española que fabrica coches teledirigidos presentó un tunning, el Racer FFX1, que cuesta 400 euros. Por su parte, la Federación Catalana de Modelismo Naval ha enseñado sus mejores maquetas. El velero que aparece en la foto, valorado en 6.000 euros, supuso más de 2.000 horas de trabajo.

LOS ESPECIALISTAS

Fiascos Van Rompuy

La UE, del revés

Bernardo de Miguel

El altavoz del Marketing de Escucha Activa: 7 claves de éxito

Tu ADN Digital

Luis Ferrándiz, Nicolás Infer y Nacho Prada

Amazon y el videojuego en directo. ¿El nuevo El Dorado?

Convertir la novedad en valor

Francisco González Bree

Ver

Asociados
© ESTRUCTURA GRUPO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS S.A.- Miguel Yuste, 42 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 538 61 00