jueves, 27 de noviembre de 2014

Está pasando

Trabajo

La discriminación por edad se afianza en el mercado laboral español

  • Cada vez son más las empresas que presumen de tener plantillas jóvenes. También son muchas las compañías que establecen límites a la edad en sus anuncios de selección de personal. La medida, además de suponer una discriminación para los trabajadores de más edad es, en opinión de los expertos, un error. En muchas ocasiones son los empleados con más años quienes resultan más productivos para sus empresas.

Arantxa Corella

21-08-2003 00:00

Temas relacionados:

Hace apenas unos días que el presidente ejecutivo de Merrill Lynch, Stanley O'Neal, alardeaba de haber reducido hasta los 45 años la edad media de su equipo ejecutivo. Los cinco hombres que manejan las divisiones rentables de Merrill y controlan sus finanzas tienen edades que oscilan ente los 40 y los 48 años. Es sólo un ejemplo de lo que sucede en muchas otras empresas.

Para muchas de ellas, la juventud es sinónimo de capacidad laboral y la edad avanzada de pérdida o carencia de ella. 'Este tipo de mensajes resulta sumamente desgraciado en estos momentos en los que uno de los mayores problemas de nuestro mercado de trabajo es el de la discriminación que sufren los trabajadores de más edad, a los que se expulsa sistemáticamente de los empleos y del mercado de trabajo en general', según el catedrático de Derecho del Trabajo y de la Seguridad Social de la Universidad de Huelva, Miguel C. Rodríguez-Piñero.

En algunos países se están llevando a cabo iniciativas para paliar esta situación. Es el caso de Reino Unido, donde se acaban de anunciar una serie de medidas legislativas para atajar la discriminación laboral por motivos de edad. Además de abolir el despido automático a los 65 años, Londres prohibirá las menciones a la edad en los anuncios de búsqueda de candidatos para las empresas.

Los expertos recuerdan a los empresarios que existe un buen número de bonificaciones para la contratación de empleados de más edad

Los expertos opinan que en España la discriminación por razón de edad es frecuente. También lo son los anuncios de trabajo en los que se pide gente joven y dinámica. Mar Ropero, abogada del despacho Sagardoy Abogados, recuerda que tanto el artículo 14 de la Constitución como los artículos 4 y 17 del Estatuto de los Trabajadores prohíben la discriminación laboral por edad.

Pero, al menos hasta ahora, la jurisprudencia ha avalado cierta forma de diferencia en el trato entre trabajadores de más y menos edad. 'De hecho, existe una sentencia del Constitucional cuyo espíritu es que se puede producir cierto grado de discriminación, ya que la Constitución no ordena la igualdad de trato en sentido absoluto sino que el empresario puede argumentar diferencias de trato siempre que éstas se argumenten de forma razonable y objetiva', señala Ropero.

Cecilia Lacarra, letrada del mismo bufete, es tajante al opinar que sí existe discriminación laboral en España. 'Se está sacando del mercado laboral a gente muy válida y las empresas no están llevando a cabo políticas por ejemplo de concesión de excedencias o de reducciones de jornada'. Lacarra recuerda que, pese a todo, existe un buen número de bonificaciones para la contratación de empleados de más edad que, en muchas ocasiones, no se aprovechan por parte de los empresarios'.

Rodríguez-Piñero opina que las empresas 'se inclinan sistemáticamente por contratar y promocionar a sus trabajadores más jóvenes; y han bajado progresivamente el listón de lo que se considera ser mayor en el trabajo, hasta el punto de que con 40 o 45 años los trabajadores tienen ya problemas para encontrar un empleo o retenerlo'.

Los empleados mayores son más productivos

Los datos de los estudios no siempre dan la razón a las tendencias empresariales. El Global Human Capital Survey, elaborado por PwC, afirma que la productividad de los empleados de alrededor de 50 años es mayor que la de empleados más jóvenes.

El propio informe reconoce que el fenómeno no es fácil de explicar, 'pero se trata de una buena noticia para los empleados de países desarrollados con poblaciones de mayor edad'. Una de las razones que se aventuran es que los trabajadores muy jóvenes trabajan mejor porque tienen la obligación de hacerse un nombre en el mercado. Pasados los 30 años deben dedicarse a otras prioridades, como la familia. Cuando los hijos se van haciendo mayores, los trabajadores vuelven a considerar el trabajo como su principal preocupación.

Una directiva europea prohíbe las desigualdades

La mayoría de los europeos cree que el origen étnico, la religión, una discapacidad o la edad pueden ser un obstáculo para encontrar trabajo, incluso con igualdad de cualificaciones. æpermil;sta fue una de las conclusiones del estudio del Eurobarómetro de la UE denominado Discriminación en Europa.

Pero la UE dispone de una directiva relativa a la igualdad de trato en el empleo. Los Gobiernos han acordado introducir las modificaciones necesarias en sus leyes a más tardar el 2 de diciembre de este año, aunque pueden solicitar un aplazamiento de hasta tres años para introducir los cambios necesarios relativos a la discriminación por motivos de discapacidad o edad.

Eso sí, los Estados que opten por recurrir a este periodo adicional deberán informar cada año acerca de los progresos registrados en esta materia.

LOS ESPECIALISTAS

¿SECULAR?

Una visión desde los mercados

José Luis Martínez Campuzano

Ver

Asociados
© ESTRUCTURA GRUPO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS S.A.- Miguel Yuste, 42 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 538 61 00