viernes, 1 agosto 2014

Está pasando

El grupo británico Partridge compra los almacenes Sepu

  • Los almacenes Sepu, hasta ahora propiedad de la familia de origen suizo Theilacker, ha cambiado de manos. El nuevo propietario es el grupo Partridge, con sede en Gran Bretaña pero con negocios en Australia. Sepu, que atraviesa desde hace años una delicada situación financiera, ha sido vendida a cambio de dar a los antiguos accionistas una pequeña participación en Partridge. El nuevo grupo pretende sacar a la empresa de números rojos y relanzar la marca.

Ester Uriol

12-11-2001 00:00

Temas relacionados:

La cadena de almacenes populares Sepu (Sociedad Española de Precios æscaron;nicos), que desde hace varios años viene atravesando una delicada situación financiera, cuenta ya con un nuevo propietario. Se trata del grupo británico de origen australiano Partridge & Company, que ha adquirido el 100% de la compañía de distribución a cambio de dar los anteriores accionistas una pequeña participación en la sociedad.

La familia Theilacker, hasta ahora propietaria de los almacenes, había iniciado la pasada primavera contactos con varios grupos (la mayoría extranjeros) con el fin de vender la compañía.

Durante el tiempo en que han durado las negociaciones, los anteriores propietarios iniciaron una operación acordeón para enjugar pérdidas, de modo que reducían el capital social a cero y posteriormente procedieron a una ampliación que suscribirían los nuevos dueños. El capital actual de la sociedad, según consta en el Registro Mercantil, es de 100 millones de pesetas.

Según Rodd Partrigde, nuevo consejero delegado de la compañía, el grupo tiene previsto realizar una ampliación de capital de 570 millones de pesetas (3,43 millones de euros), aunque en una primera fase, que se hará efectiva en enero de 2002, se desembolsarán 280 millones de pesetas (1,68 millones de euros).

Sepu ha estado en suspensión de pagos varias veces (la primera, en el año 1994 con unas deudas de 2.560 millones de pesetas), aunque ha logrado levantar el procedimiento judicial después de llegar a un acuerdo con los acreedores. En el último ejercicio económico, la sociedad registró una facturación de unos 1.700 millones de pesetas (10,22 millones de euros), con pérdidas superiores a los ocho millones de pesetas (48.081 euros), según la empresa. En el ejercicio de 1999 cerró con un resultado negativo de 110 millones de pesetas (661.113 euros) y una cifra de negocio de 2.590 millones de pesetas (15,57 millones de euros), según datos del Registro Mercantil.

Tres tiendas

Rodd Partridge pondrá en marcha un plan de saneamiento de la empresa con el objetivo de entrar en beneficios a corto plazo. El primer paso ha sido el cierre, ejecutado hace unos días, del almacén de distribución que la compañía tenía en Badalona, y el comienzo de las negociaciones para traspasar el local.

Sepu cerró hace más de un año el establecimiento que tenía en la Rambla de Barcelona y actualmente sólo posee tres tiendas, una en Zaragoza y dos en Madrid. La más emblemática de ellas es la ubicada en la Gran Vía madrileña cuyo contrato de arrendamiento finaliza en 2005. Con el cierre del establecimiento de Barcelona, la sociedad cobró una indemnización de 850 millones de pesetas (5,11 millones de euros) por cancelar el contrato de arrendamiento, que vencía en el año 2016, de forma anticipada.

Para ahorrar costes, los nuevos propietarios de los populares almacenes van a cambiar el sistema logístico y de transportes, renegociarán con los proveedores e incorporarán nuevos suministradores.

Además, Sepu ya ha empezado a comercializar prendas con marca propia, aunque se trata de una enseña muy devaluada en estos momentos y asociada a productos de escasa calidad. Por esta razón, los nuevos propietarios pretenden dar un nuevo empuje a esta marca, de modo que, poco a poco, los consumidores los vayan asociando con artículos de mayor calidad, pero, sin embrago, de precios muy competitivos.

Para ello también se va a poner en marcha un cambio de imagen de las tiendas con colores más claros, mejor disposición de los productos y un mejor servicio. Se potenciará, asimismo, el área textil, pero se mantendrán las secciones de bazar, perfumería y bisutería.

Según asegura Partrigde, todo este proceso se apoyará en la experiencia que el grupo familiar británico tiene en el sector de la distribución, donde opera desde hace muchos años. En Australia, el grupo cuenta con una cadena de tiendas deportivas.

LOS ESPECIALISTAS

Ley de Propiedad Intelectual: una oportunidad perdida (Antonio Fernández)

Talento en movimiento

Observatorio Internacional de Propiedad Intelectual

MATIZAR EL MANTRA DE QUE EL FUTURO SIEMPRE SERA MEJOR

Una visión desde los mercados

José Luis Martínez Campuzano

La deuda en argentina

La ventana a los mercados

Cortal Consors

EEUU, el 4% de PIB, y el retorno a la prosperidad

EEUU y mercados emergentes

Jorge Díaz-Cardiel

Bruselas golpea a Rusia (con cuidado)

La UE, del revés

Bernardo de Miguel

Ver

Asociados
© ESTRUCTURA GRUPO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS S.A.- Miguel Yuste, 42 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 538 61 00