martes, 30 septiembre 2014

Está pasando

El grupo PSA fabricará dos nuevos modelos de Citroën en Madrid

  • La fábrica que el grupo automovilístico francés PSA Peugeot Citroën tiene en Villaverde (Madrid) se consolida dentro de la compañía. En esta planta se fabricarán a partir de 2002 dos nuevos modelos de la marca Citroën, uno de ellos en exclusiva para el grupo. La inversión prevista, en la que se incluye la renovación de la actual nave de pintura, ronda los 44.000 millones de pesetas.
Temas relacionados:

El grupo PSA se fijó el objetivo de lanzar 25 coches nuevos entre 2001 y 2004 de sus dos marcas, Peugeot y Citroën, y parte de estos planes pasan por aumentar su producción en España. En concreto en la factoría de Villaverde en Madrid, donde actualmente se fabrican el modelo Xsara de Citroën y el Peugeot 306 berlina y break.

Los nuevos lanzamientos están previstos para el año que viene. En concreto, en abril de 2002 se comenzará a producir un coche basado en la plataforma A, la más pequeña del grupo y que ha sido asignada a esta fábrica. El coche tiene actualmente un nombre en clave: A8. Entre septiembre y octubre el que verá la luz será el A42, conocido como Pruriel y también basado en la plataforma A, lo que le equipara en cuanto a tamaño al Peugeot 205. Ambos turismos serán de la marca Citroën y el segundo se fabricará en exclusiva para la marca por la factoría madrileña de PSA.

La producción se simultaneará con la de los dos coches actualmente en las líneas de montaje, pero está previsto que el ensamblaje del 306, que actualmente representa entre el 20% y el 30% de la carga de trabajo, finalice a medio plazo.

Actualmente se fabrica en este centro productivo una media de 800 coches diarios.

Con estos planes, la fábrica, llamada Centro de Madrid de PSA Peugeot Citroën, que tradicionalmente se ha dedicado a la marca del león, se convierte en un ejemplo de la unidad industrial que el grupo PSA ha diseñado y que consiste básicamente en que las plantas ya no se especializan en una sola marca, sino que serán capaces de producir las dos. Con la desaparición del 306, de Villaverde sólo saldrán vehículos Citroën.

Aunque los cálculos de lo que supone esta inversión no están totalmente cerrados, la empresa ha estimado que serán cerca de 44.000 millones de pesetas los que se destinen a renovar las instalaciones de la planta en los próximos tres años.

Entre los gastos más abultados está la renovación de la cabina de pintura, algo que, según aseguran desde los sindicatos, era necesario independientemente de los cambios de la producción, ya que en estos momentos es un cuello de botella para el desarrollo del trabajo, además de estar a punto de desfase respecto a la legislación medioambiental. Esta nueva cabina no estará lista para funcionar antes de 2005. Los sindicatos creen por ello que la inversión se ajustará al alza al hacer las cuentas finales.

En estos momentos el centro PSA de Madrid tiene una jornada de tres turnos que se reducirán a dos para volver a retomar el nocturno en julio de 2002. Con ello se da tiempo para comenzar a hacer los cambios en las líneas. En agosto la fábrica cerrará para acelerar algunos cambios.

En estos momentos trabajan en la fábrica 5.418 empleados que han recibido con optimismo la llegada de los modelos. "En el pasado hemos luchado por la supervivencia y ha habido expedientes de regulación de empleo, ahora esto representa un buen futuro para la fábrica", comentaba ayer un miembro del comité de empresa.

Con este nuevo proyecto, PSA se une así a Ford, Mazda, Opel y Renault, empresas que han decidido recientemente reforzar su producción en España con la incorporación de nuevos modelos a sus líneas de producción.

LOS ESPECIALISTAS

¿Qué mira el BCE?

La ventana a los mercados

Cortal Consors

JAPON: ECONOMIA REAL Y ECONOMIA FINANCIERA

Una visión desde los mercados

José Luis Martínez Campuzano

¿Corre peligro Cañete?

La UE, del revés

Bernardo de Miguel

Ver

Asociados
© ESTRUCTURA GRUPO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS S.A.- Miguel Yuste, 42 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 538 61 00